Crisis y redes sociales, claves del consumo actual

Ana María Llopis, Valérie Vendeville y Mar Gallardo han participado en el Foro Mujeres Diálogo con el debate “Mujeres al frente de la gran distribución: estrategias para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo”.

Las empresas de alimentación se enfrentan en la actualidad a un consumidor que poco tiene que ver con el de hace unos años, resultado de factores como la crisis o la aparición de las redes sociales, tal y como se expuso en el Debate Miradas Cruzadas “Las Mujeres al frente de la Gran Distribución”. Este evento estuvo organizado por el Foro Mujeres Diálogo, en el marco de la Asociación de Amistad Hispano-Francesa, con el patrocinio de PwC y la colaboración de Air France y Renault. En él, se dieron cita como ponentes Ana María Llopis, Presidenta de DIA; Valérie Vendeville, Presidenta del Accionariado del Grupo AUCHAN (ALCAMPO); y Mar Gallardo, Socia y miembro del Comité de Dirección de PwC. María Luisa de Contes, Presidenta del Foro Mujeres Diálogo, fue la encargada de moderar el encuentro.

Tal y como se puso de manifiesto, los hábitos de consumo han cambiado mucho y de forma muy radical en los últimos años, marcados en gran parte por la crisis económica y a los que las estrategias de las empresas de distribución deben adaptarse. La disminución de la renta, el aumento del desempleo o la proliferación de unidades familiares unipersonales o de parejas sin hijos han afectado directamente al consumo. “Nos encontramos ahora ante un consumidor mucho más racional y que dedica mucho más tiempo a pensar qué productos son los que debe incluir en la cesta de la compra. Se trata de un consumo inteligente”, afirmó Mar Gallardo. Este cliente, mucho más cambiante en función del momento, lugar o productos a los que se enfrenta, tiene ya asumidos conceptos como los descuentos, las marcas del distribuidor o los servicios low cost.

Asimismo, los consumidores actuales valoran cada vez más los productos saludables, ecológicos y sostenibles, así como los alimentos funcionales, que contienen elementos que son beneficiosos para la salud o que ayudan a combatir determinadas patologías. En este sentido, Valérie Vendeville destacó que para los franceses comer sigue siendo un placer, pero a la vez quieren cuidarse, mantenerse en forma y disfrutar de un físico saludable. “Es la paradoja francesa, un nuevo reto que se nos presenta por delante. Las empresas debemos saber combinar esos dos aspectos: bienestar y comer bien”, determinó. Todo ello ofreciendo un precio con elevados índices de calidad.

En referencia al consumidor español, Ana María Llopis afirmó que también le gusta comer bien y que cada vez está más concienciado con la defensa del medio ambiente. Aquí juegan un papel fundamental los embalajes ecológicos, ya que el consumidor cada vez es más consciente de disminuir los desperdicios derivados de las compras. Por otra parte, se fija más en acciones de RSC y da una mayor importancia a los productos frescos.

En definitiva, las empresas de alimentación están dando respuesta ya a este creciente interés por todo lo saludable. “Cada persona se preocupa por sí misma y, de manera más amplia, por su familia. Sentimos cómo hay una especie de vuelta a su propio entorno con una búsqueda de la salud que para nosotros es una preocupación muy fuerte”, expuso Vendeville.

Tornado digital con la irrupción de redes sociales

Otro de los fenómenos que ha revolucionado el sector de la gran distribución es el tornado digital. Aunque en el ámbito de la alimentación, el e-commerce aún no está muy presente, las empresas se están esforzando al máximo para satisfacer la demanda de este tipo de consumidor a través de la omnicanalidad que permita la compra y atención al cliente a través de cualquier canal y con la misma eficacia.

Además, hay que tener en cuenta la irrupción de las redes sociales, que se han convertido en la mayor fuente de datos que existe y que permiten conocer al detalle los gustos e intereses de los ciudadanos. Este exceso de información, que debe ser filtrada, no solo permite hacer campañas personalizadas y ofrecer productos específicos, sino que obliga a hacerlo por exigencia propia del comprador a quien hay que escuchar atentamente. “Las recomendaciones sociales tanto de amigos como de conocidos tienen más impacto en la decisión de compra que la crítica positiva de un experto o la publicidad de marca, y hay que tenerlo en cuenta para el posicionamiento ante los clientes”, indicó Gallardo.

Por otra parte, este tornado digital ha cambiado totalmente la economía, tal y como afirmó Ana María Llopis: “El cliente ya no se deja seducir por cosas que no le aportan valor añadido. Lo que no tiene valor no lo quiere pagar. Estamos en una economía de la confianza y del compartir y no de la propiedad y del capitalismo”. Todo ello obliga a que las empresas tengan que adaptarse a una gran velocidad a estos cambios para cubrir eficazmente las demandas de los consumidores.

Sobre Diálogo

La Asociación tiene como Presidentes de Honor a su Majestad el Rey de España y al Presidente de la República Francesa. Su Patronato de Honor está formado por un centenar de empresas españolas y francesas presentes en España y en Francia, líderes en sus respectivos sectores. La Junta Directiva de Diálogo, integrada por personalidades del mundo empresarial, está presidida por José María Segovia y cuenta en la vicepresidencia con María Luisa de Contes.

Diálogo nació en 1983 para contribuir al mejor conocimiento de las realidades de Francia y España y propiciar un clima de convergencia, colaboración y comprensión entre los ciudadanos de ambos países. Desde su creación, promueve actividades de carácter formativo, empresarial, cultural y social. Realiza estudios de opinión pública para conocer la percepción que ambos vecinos tienen el uno del otro. 

Deja un comentario