Desciende el consumo en los hogares pero sube el gasto

El consumo de frutas y hortalizas frescas en los hogares españoles en 2016 se redujo un 0,9% en relación al año anterior, totalizando 7.996 millones de kilos y el gasto creció un 3,3%, totalizando 11.408 millones de euros.

El consumo de hortalizas frescas en los hogares españoles en 2016 (sin incluir la patata) descendió un 1%, totalizando 2.636 millones de kilos mientras que el gasto creció en el mismo porcentaje, totalizando 4.454 millones de euros siendo tomate, la principal hortaliza consumida con 625 millones de kilos (+0,2%) y un gasto de 910 millones de euros (-0,4%),  seguido de cebolla con 324 millones de kilos (-1%) y 344 millones de euros (+3,1%); pimiento con 216 millones de kilos  (+2,8%) con un gasto de 396 millones de euros (+8,3%) y lechuga/escarola y endibia, con 173 millones de kilos (-14,9%) con un gasto de 449 millones de euros (-6,2%).

En cuanto al consumo de patata fresca aumentó un 1,3% en 2016 en los hogares españoles en relación con 2015, totalizando 991 millones de kilos, con un fuerte crecimiento del gasto del 15,2%, totalizando 759 millones de euros.

El consumo de frutas frescas en los hogares descendió un 1,2% en 2016, totalizando 4.369 millones de kilos, mientras que el gasto creció un 3,7%, ascendiendo a 6.195 millones de euros. Naranja y plátano son las frutas más consumidas, con un comportamiento dispar en 2016, descendiendo la naranja un 6,1%, totalizando 860 millones de kilos y aumentando el plátano un 5,8% situándose en 533 millones de kilos.

La tercera fruta más consumida en los hogares españoles es la manzana con 477 millones de kilos (-5,3%) por un valor de 641 millones de euros (-1,3%), seguida de la sandía, con un consumo de 381 millones de kilos (-1,3%) con un gasto de 299 millones de euros (+5,6%)  y melón con  370 millones de kilos (+6,1%) con un gasto de 365 millones de euros (+11,4%).  En 2016 ha destacado el crecimiento de la fresa, con 129 millones de kilos consumidas (+18%) con un gasto de 311 millones de euros (+13,3%). En fruta de hueso, el consumo de melocotón/nectarina y de albaricoque creció un 0,5% y 5,1% respectivamente, totalizando 167 millones de kilos y 42 millones de kilos, mientras que descendió el de ciruela con 55 millones de kilos (-13,9%) y el de cereza, con 49 kilos (-8,7%).

Los hogares destinan a la compra de fruta fresca un 9,23% del presupuesto para la compra de alimentación y bebidas para el hogar. El gasto medio por persona y año es de 141 euros, un 5,4% más que en 2015, mientras que el gasto per cápita se sitúa en 99,54 kilos por persona y año, estable en relación al año anterior. En cuanto a hortalizas frescas y patatas, se destina el 7,77% del presupuesto de los hogares para alimentación y bebidas alcanzando un gasto per cápita de 118,78 euros por persona y año, un 4,4% más que en 2015 y un consumo per cápita de 82,61 kilos por persona y año (+1,2%)

Para FEPEX, es preocupante y contradictorio que, a pesar de que las frutas y hortalizas frescas son consideradas los componentes más importantes para mantener una dieta sana, siga descendiendo el consumo en los hogares. Por ello, se considera importante reforzar la comunicación en el ámbito educativo y no sólo para la población infantil.

Deja un comentario