El CITA conserva 1.800 semillas de especies hortícolas aragonesas

El Banco de Germoplasma de Zaragoza conserva 17.000 semillas de 400 especies de toda España. Así se asegura la pervivencia de variedades que, con el paso del tiempo, se han dejado de cultivar.

El Banco de Germoplasma de Zaragoza conserva 1.800 semillas de especies hortícolas de Aragón. Pero este Banco, gestionado por el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), tiene carácter nacional y cuenta con 17.000 semillas de 400 especies de toda España.

El Banco se creó en el año 1980 y, desde entonces, está en contacto permanente con hortelanos y asociaciones de todo el país para poder recolectar las semillas. El Banco atiende las peticiones de investigadores, mejoradores genéticos y entidades que trabajan para recuperar estas variedades locales.

La directora del Banco de Germoplasma e investigadora del CITA, Cristina Mayor, ha explicado que para conservar las semillas “lo que se hace es eliminar la humedad, deshidratarlas y congelarlas a -18ºC”. Pero antes de acometer este proceso, las semillas “se cultivan en los centros de investigación para multiplicarlas. Así tenemos cantidad y calidad suficiente para poder abordar otros trabajos”, ha añadido Mayor.

En el Banco se pueden encontrar todo tipo de especies y en el caso de las aragonesas, destaca la colección de judías, con más de 300 muestras; la de tomates, con 280; o la de lechugas con más de un centenar.

También hay semillas de especies como el nabo de Mainar, los nabos de Yosa de Sobremonte, los boliches de Embún, la zanahoria morada del Maestrazgo, la judía caparrona de Monzón, la judía del recao de Binéfar, las judías de secano de Muniesa o el cebollón de Torres de Alcanadre. Además de muestras de bisaltos o una colección de borrajas de flor azul y blanca.

Gracias al Banco se asegura la pervivencia de variedades que, con el paso del tiempo, se han dejado de cultivar. Es el caso de la lufa, una esponja vegetal que hace años era habitual encontrar en las huertas aragonesas.

“Hace años hicimos un estudio en la Hoya de Huesca para saber qué había pasado con algunas de las variedades de las que teníamos muestras en el Banco. El informe nos demostró que 3/4 partes del material que habíamos conservado ya no se estaba cultivando, por lo que la única muestra que pervive es la que tenemos en el Banco”, ha añadido Mayor.

El Banco también conserva semillas de especies silvestres que hace años se iban a buscar al campo como, por ejemplo, las alcaparras de Ballobar.

Fuente: Aragón Digital.

Un comentario

  1. Carlos Veguillas
    Carlos Veguillas 23/03/2017 en 15:57 |

    Buenas tardes,

    Por favor nos podrían dar información para poder comprar semillas de boliches de embún.
    Atentamente
    Carlos Veguillas
    http://www.lamanyosa.com

    Reponder

Deja un comentario