Campaña record para el mango español

El mango de la costa tropical española ha cerrado 2014 con una campaña récord en producción y facturación.

Trops, que se ratifica como el gran comercializador al vender la mitad de la producción de la comarca, liquida la variedad Osteen a sus agricultores a una media de 1,18 euros el kilo.

mango

La campaña de mango en la comarca de la Axarquía, que concentra la práctica totalidad de este cultivo a nivel europeo, no ha podido ser mejor. A pesar de haber superado la cifra récord de 20 millones de kilos, la producción ha tenido una estupenda acogida en los mercados europeos gracias a la gran calidad de la fruta. Según Asaja Málaga, la campaña ha supuesto una facturación en el campo de 21 millones de euros, lo que significa un 75% más que en 2013, en el que apenas se alcanzaron las 7.000 toneladas.

Aunque el temor a que las previsiones de producción pudieran provocar una caída de precios en el campo llevó muchos agricultores a vender su fruta al inicio de la campaña por debajo del umbral de los 90 céntimos de euro, la demanda de los mercados europeos favoreció pronto el incremento de los mismos.

La Sociedad Agraria de Transformación TROPS, con sede en Vélez-Málaga, ha conseguido liquidar la variedad Osteen, que es la mayoritaria en la comarca, a 1,18 euros el kilo de media al agricultor, el mayor precio registrado hasta la fecha. En el caso del Keintt y el Keent, que son variedades más tardías, los precios ha superado los 2 euros el kilo de media al agricultor.

Para el gerente de Trops, Enrique Colilles, ha sido la calidad de la fruta la que ha permitido mantener el precio en los mercados. «Los clientes europeos no han discutido el precio y ello ha sido gracias a que se ha cosechado la fruta en su justo momento de maduración, algo que ha valorado enormemente el consumidor, que lo que pide es una fruta con sabor», declaró ayer Colilles.

Según el gerente de Natural Tropic, Prudencio López, la campaña se ha visto en este sentido favorecida por el buen hacer de los productores, que no han recogido la fruta verde, dejándola madurar en el árbol, «y por el hueco dejado por algunos países productores que no han tenido buenas cosechas».

Durante los últimos años se ha impuesto en la comarca una nueva forma de cosechar la fruta de manera que se sólo se corte la que está madura, lo que garantiza un mejor sabor para el consumidor. Lo normal ahora es que los agricultores realicen varias pasadas por cada árbol a lo largo de la campaña para cosechar toda la producción de fruta.

El gran éxito del mango español, que es casi tanto como decir malagueño, radica en la capacidad que tiene el sector de recolectar el fruto maduro en el árbol. Esto supone una enorme ventaja competitiva, ya que con ello se consigue que la fruta tenga una cantidad de azúcar muy superior a la de la fruta de importación.

«En Europa cuando un consumidor habitual de mango prueba el español no lo reconoce y se cree que es otra fruta debido a su calidad. Esto ha permitido que el mercado no se hunda», según Colilles, cuya empresa se ha consolidado este año como la principal comercializadora de mango español, al canalizar las ventas de la mitad de la producción registrada en la Axarquía.

Durante la campaña de mango, que arrancó a finales de agosto y se ha prolongado hasta diciembre, la fruta se ha llegado a vender a cerca de 10 euros el kilos en algunas ciudades europeas.

Según el sector, todas las previsiones apuntan a que la producción continuará creciendo en los próximos años, ya que la superficie de cultivo crece a razón de unas 200 hectáreas anuales. Los motivos que llevan a los agricultores a apostar por este cultivo son la mayor capacidad que tienen de soportar periodos de sequía y su elevada producción.

Según la Asociación Española de Productores de Frutos Tropicales, que agrupa a agricultores de Málaga y Granada, la producción nacional de mango aumentará hasta un 50% en los próximos cinco años.

Fuente: http://www.diariosur.es/

Deja un comentario