El sector de León deja atrás un año “muy plano” y con precios bajos

Asajae destaca que el ejercicio fue especialmente malo para la patata, con precios que no cubrieron siquiera los costes de arrancar el producto.

El secretario general de ASAJA en León, José Antonio Turrado, ha afirmado que la provincia ha dejado atrás un 2014 “muy plano” tanto en agricultura como en ganadería con cosechas únicamente razonables cuando no se han producido catástrofes meteorológicas y con precios, en general, a la baja.

Turrado ha ofrecido una rueda de presa junto al presidente provincial de la organización, Arsenio García, en la que ha hecho balance de los resultados del sector en el pasado ejercicio y ha detallado las previsiones para este año.

“No es un año con el que los ganaderos y agricultores de la provincia se puedan dar por satisfechos y la previsión es mejorar en 2015″, ha destacado Turrado, quien ha señalado que el sector no logró buenos precios, a excepción de leche ovino y de caprino”.

“Para definir 2014 no se pueden dar titulares de euforia ni de pesimismo total”, ha agregado.

Turrado ha lamentado que haya caído la renta de los profesionales durante el año debido, fundamentalmente, a los malos precios o a las malas producciones, o por ambos factores a la vez.

Ese fue el caso de los cereales de invierno, con unos precios bajos y una caída en la producción del 21% respecto al año anterior y el 12% si se compara con la media de la última década.

Especialmente malo fue el año para cultivadores de patatas, con unos precios con los que no cubrieron siquiera los costes de arrancar el producto.

También fue mal año para los cultivadores de alubias, que vieron como se perdía más de un 35% de la cosecha por las lluvias de otoño.

Normalidad en la mayoría de los sectores, con los mejores resultados para los cultivadores de castañas y los productores de forrajes.

En el subsector ganadero, el vacuno de carne compensó en parte la caída de los precios con unos menores costes de producción por la abundancia de pastos, y en lo que respecta al vacuno de leche a la caída del precio se unió el ajuste en las producciones y el mayor coste por la compra de cuotas a particulares.

En ovino y caprino de leche se retornó a la normalidad e incluso se lograron buenos resultados tras años de bajas cotizaciones.

Por lo que respecta a los costes de producción, el secretario provincial de ASAJA ha destacado que lo más destacado del pasado ejercicio fue la elevada factura de la electricidad, sobre todo en su repercusión en los regadíos, mientras que el efecto de la bajada del petróleo sobre el precio del gasóleo agrícola se notó únicamente en las últimas semanas del año.

Turrado ha valorado que se vislumbra una cierta recuperación del crédito o financiación privada del sector, aunque con operaciones estudiadas y destinadas a explotaciones claramente viables.

La provincia de León cerró 2014 con 7.474 afiliados al Régimen Especial de Trabajadores con epígrafe agrícola, ganadero y forestal con una caída frente al año anterior del 1,29%.

El campo representa ante al 19,15% de todos los autónomos de la provincia

Los asalariados sumaban en diciembre pasado 1.656, lo que representa una subida frente a 2013.

Deja un comentario