Equilibrar las producciones de cebolla y diversificar el mercado

Este es el reto del sector productor y comercializador de cebolla de Castilla - La Mancha, tal y como se ha puesto de manifIesto en una jornada organizada por PROCECAM..

cebolla

La consejera de Agricultura del Gobierno regional, María Luisa Soriano, ha señalado que el reto de la cebolla de Castilla-La Mancha para mejorar su rentabilidad es “equilibrar las producciones en función de la demanda y diversificar mercados, abriendo nuevos horizontes en países extracomunitarios”.

Soriano se ha pronunciado así en Villarrobledo (Albacete), donde ha clausurado la jornada ‘La semilla de cebolla’, organizada por la Asociación de Productores de Cebolla de Castilla-La Mancha (PROCECAM).

La consejera ha recordado que Castilla-La Mancha “es la principal región productora en España”, con 12.142 hectáreas y más de 805.000 toneladas este año, el 63 por ciento del total nacional.

Ha aseverado que esto “nos convierte en la principal referencia en el mercado español y en un importante exportador a países comunitarios”.

Soriano ha reconocido que los productores de cebolla atraviesan “una campaña muy difícil”, ya que se han incrementado en los últimos años tanto la superficie cultivada como los rendimientos por hectárea, factores que han coincidido este año con el aumento de producción en varios países europeos, mercado tradicional para la cebolla española.

“Cuando la producción se dispara y la demanda se mantiene constante los precios tienden a la baja, lo que repercute en la rentabilidad de productores y empresas, y por eso es importante equilibrar las producciones para evitar un exceso de oferta en el mercado que produzca un desplome en las cotizaciones”, ha expuesto la consejera.

Soriano ha insistido en que, parte de la solución, pasa por la diversificación de mercados, ya que “por calidad y potencial la cebolla de Castilla-La Mancha puede conquistar nuevos mercados que eviten la excesiva dependencia en las exportaciones de algunos países europeos como Alemania o Reino Unido”.

Para ello, ha apostado por una doble vía: por un lado intensificar las campañas y acciones promocionales en los mercados tradicionales, es decir, el nacional y algunos europeos, por otro, abrir nuevos contactos comerciales con importadores de otras áreas del mundo.

Soriano ha animado a los productores a asociarse a la marca de calidad ‘Cebolla de La Mancha’, ya que “es una herramienta a través de la cual pueden organizarse de cara al mercado, potenciando la imagen de la cebolla regional y accediendo a ayudas públicas para cofinanciar su promoción”.

Deja un comentario