España también demanda productos ecológicos

Así lo han podido comprobar en la firma HaciendasBio que ha reorganizando parte de su estrategia comercial, enfocándola al mercado nacional.

ecológico

La marca ecológica de frutas y hortalizas Biovivo de HaciendasBio -con más de 15 años de experiencia en el mercado eco y centrada en la exportación- ya está presente, desde su lanzamiento en octubre para el mercado nacional, en el 20 % de los puntos de venta de la distribución española.

El cofundador de HaciendasBio, el ingeniero agrícola Paco Casallo, satisfecho de este logro conseguido en “apenas unos meses”, espera estar con Biovivo, en más del 30 % del canal moderno antes de que finalice este año.

Volcados en la exportación, el interés del consumidor español por el producto eco -en los últimos años el consumo ha aumentado a un ritmo de dos dígitos- ha reorientado la estrategia de esta empresa, una de las principales exportadoras españolas, hacia el mercado nacional.

HaciendaBio, comercializó en 2017 unas 15.000 toneladas de frutas y verduras ecológicas frescas, un 35 % más que en 2016, y comercializó un 95 % de producto cultivado en cerca de 40 fincas en 4 autonomías: Andalucía, Canarias, Cataluña y Extremadura y a las que este año se incorporarán terrenos en Aragón, en concreto de Zaragoza.

Su objetivo actual pasa por potenciar el mercado nacional, con Biovivo, y replicar su “éxito” en el exterior, donde se encuentra en todo el canal de distribución (como por ejemplo en mercados maduros como Alemania, Suiza, etc.)

“El interés por el producto ecológico en España es cada vez mayor“, ha resaltado Casallo, quien ha confiado en poder aumentar el actual porcentaje de venta nacional del 5 % al 30 % en cinco años vía presencia en hipermercados y supermercados.

Su decisión de estar, sobre todo, en establecimientos como por ejemplo Alimerka, Ahorramás, Carrefour, Caprabo, Eroski o Veritas, se debe a que “queremos estar en los canales útiles al consumidor” y “con nuestra propia marca multireferencia, ya que no hacemos marca de la distribución”, ha remarcado.

Con una oferta amplia de 45 categorías de las frutas y hortalizas más consumidas, a un “precio asequible”, Casallo ha señalado que el método de producción ecológico -que prohíbe el uso de fitosanitarios y fertilizantes de síntesis- ayuda a recuperar biodiversidad y a aumentar la fertilidad del suelo.

La empresa saca al mercado los productos cosechados en su “momento idóneo”, que presentan más densidad, menos agua y más azúcares naturales, es decir, que “cuentan con todas sus propiedades naturales, ya que no se les ‘dopa'”.

Casallo fundó HaciendasBio en 2001, junto a su socio José Ramón Rituerto, con la idea de empezar desde cero una empresa 100 % ecológica, para ello “elegimos, desde el principio, los lugares, las personas, la tecnología y la gestión” adecuada para “dar todas las garantías al consumidor, desde el origen, de un producto bio”.

En todos estos años de venta en el mercado de producto certificado ecológico “no hemos tenido ni una sola incidencia”, porque la tecnología permite tener control sobre cada producto y si se detecta cualquiera, sale del circuito bio: o va a compost o se comercializa como convencional, ha recalcado.

HaciendasBio ha facturado en 2017 un 25 % más, unos 30 millones de euros (espera alcanzar los 39 millones este año), de los que un 5 % se ha correspondido a Biovivo y en el próximo quinquenio espera que la cifra de negocio de esta marca ecológica ronde los 25 millones de euros.

Para mantener el volumen y facturación del mercado internacional e incrementar su presencia en el nacional, HaciendasBio continuará su expansión para incrementar su producción, así en 2018 ampliará sus áreas de cultivo con la incorporación de tierras en Huelva y Zaragoza.

En este sentido, ha apuntado que si la producción bruta de 2017 llegó a 20.000 toneladas (su ratio de aprovechamiento es de un 0,8 % porque parte va a compost o puré para mermeladas o zumos) este año esperan aumentarla hasta unas 32.000 toneladas.

Además de las zonas de producción anteriores, la empresa cuenta con cerca de 40 fincas de su propiedad (la mayoría en Badajoz, aunque también está en Almería, Sevilla, Tarragona, Lérida o Las Palmas de Gran Canaria) que suponen unas 2.000 hectáreas, aunque solo producen en 1.600 hectáreas, ya que algo más del 20 % de la superficie no se cultiva para fomentar la biodiversidad.

El contar con áreas de producción diseminados por todo el país, permite ampliar la oferta de un mismo producto durante un tiempo más amplio, lo que además permite trabajar con variedades diversas para aumentar la oferta en el calendario.

Fuente: http://agencias.abc.es

Deja un comentario