“Esperamos ser un referente europeo de calidad e innovación”

Entrevista a José Luis García-Palacios Álvarez. Presidente de Asaja-Huelva. Su mediación ha propiciado la regularización de 500 hectáreas de arándanos con variedades de la Universidad de Florida. Apuesta por la investigación para que la inversión revierta en la zona.

arándano

-¿Cuál fue el detonante de esta operación y hasta qué punto ha sido delicada? 
-Todo surge a raíz de una llamada del presidente de Cobella, que da lugar a una reunión en la que se me expone con más detalles el origen de una situación muy complicada y delicada, inexplicablemente mantenida en el tiempo por falta de acuerdos entre las partes: Onubafruit, empresa comercializadora compuesta por cinco cooperativas que representa el 25% de la producción de fresas y berries, y Rústicas del Guadalquivir (RG), la licenciataria de variedades de arándanos de la Universidad de Florida. La situación había llegado a ser muy preocupante, con denuncia incluida para un pequeño agricultor socio de unas de las cooperativas de Onubafruit por el hecho de tener cultivos de una de esas variedades protegidas. Inmediatamente entendí que este escenario podía echar al traste los cultivos de muchos agricultores que además de pertenecer a estas cooperativas eran socios de Asaja, con el consiguiente embrollo jurídico, riesgo del sector, daño comercial e inmenso coste económico a estas familias y a las propias cooperativas.-No obstante, pese a la dificultad, el resultado ha sido óptimo.

-El resultado ha sido el único al que podíamos aspirar, con las negociaciones lógicas y necesarias para cada parte. Realmente ha sido una pérdida de tiempo y dinero. De haberse hecho las cosas bien desde el principio no hubiéramos invertido un año de reuniones y conversaciones en el filo de la navaja y de no haber llegado al acuerdo final el daño hubiera sido muy alto para la agricultura de Huelva. No obstante, hemos sido capaces entre todos de concentrarnos en solucionar la situación, llegar a un punto donde todos ganamos, tanto los firmantes de este acuerdo, Onubafruit y RG, como el resto de agricultores de arándanos en Huelva y partícipes en el sector, comercializadoras, plataformas e incluso comercios finales.

-Os habéis preocupado de no limitar las ventajas del acuerdo a las cooperativas de Onubafruit ¿Por qué? 

-El acuerdo se ha diseñado persiguiendo el beneficio para todos y para ello se debe contar, necesariamente, con el resto de productores particulares que estaban en una situación similar, primero, porque las normas propias de la competencia nos obligan a evitar la confección de monopolios de productores o comerciales, por lo que debe haber un plazo de información y brindar esta misma posibilidad al resto del sector. Esperamos así propiciar que Huelva se convierta, nuevamente, en una referencia europea en producción de calidad, innovadora y diferenciada.

-¿Por qué la Universidad de Florida y por qué las variedades Emerald, Jewel y Snow-Chaser? 

-La Universidad de Florida es referencia mundial en la investigación y mejora de variedades de arándanos y RG lleva bastantes años colaborando con ella y ellos mismos son productores. En cuanto a las variedades, el carácter de producción temprana de la Snow-Chaser ha suscitado mucho interés en los agricultores, ya que se presenta en el mercado en un momento de muy poca competencia, alcanzado precios que hacen interesante su cultivo. Esta variedad está pendiente aún de su protección definitiva, lo cual conlleva unos derechos que hay que reconocer a quien apostó por ella, en este caso RG. Emerald y Jewel, ya gozan de esa protección definitiva, con un rango similar a una propiedad intelectual, lo que la blinda en todos los sentidos.

-¿En qué posición está Huelva a la hora de apostar por nuevas variedades y qué ventajas le aporta?

-Huelva hace sus pinitos. Una sociedad denominada Fresas Nuevos Materiales, en la que participa la Caja Rural del Sur y con la que colabora la propia Universidad de Huelva, ha puesto a disposición del sector algunas variedades que poco a poco van teniendo aceptación. No obstante necesitamos mucho desarrollo todavía, con más fondos para la investigación y más participación privada. Es un factor clave para no depender externamente de estas cuestiones. El sector de los berries de Huelva paga anualmente cantidades ingentes en concepto de royalties, principalmente a universidades americanas y empresas españolas licenciatarias de esas patentes. Creo que deberíamos invertir en investigar aquí y obtener otros beneficios.

-¿Por qué Huelva ha llegado tan lejos en la producción de cultivos tan delicados? 

-La agricultura en Huelva se ha desarrollado así porque hubo líderes, personas, organizaciones e incluso una entidad financiera, en su día Caja Rural de Huelva, hoy Caja Rural del Sur, que nacieron por y para el sector agrario, una apuesta que puso a disposición de los agricultores los instrumentos precisos para tratar el futuro con las mayores cotas de éxito posible. Nada es casual.

Deja un comentario