Europa come pimiento y berenjena gracias al invernadero almeriense

Es proveedor único tras quedar Grecia, Turquía, Holanda e Italia fuera de combate por la ola de frío polar

nature-choice-pimiento

La vieja Europa, tiritando de frío, se encuentra, por primera vez en muchos años, con carestía de verduras en los líneales de los supermercados y a precios que, en algunas variedades de berenjena o calabacín, ha duplicado su cotización con respecto al invierno anterior.

La climatología adversa en toda la Unión Europea ha arrasado cosechas en Italia, Grecia y otros países con una caída media de la producción del 60%, según los datos contrastados por la Federación Española de Exportadores (Fepex).

Aunque el campo almeriense también ha sufrido mermas de producción del 30% por la ola de frío polar que ha llegado al Sureste peninsular estas últimas semanas, la consecuencia es que el invernadero de Almería se ha quedado prácticamente como único suministrador del mercado europeo en productos como la berenjena.
A ello se une también el reinado almeriense en pimiento, con Turquía, Holanda, Marruecos y hasta Murcia desaparecidas en combate. La escasez también en origen está provocando el desabastecimiento del calabacín y Fepex cree que esta situación se mantendrá, como mínimo, hasta principios de abril para las hortalizas de hoja cultivadas al aire libre como lechugas, escarola y espinaca.

Esta ‘tormenta perfecta’ es el resultado, según Fepex, de una combinación de sequía en octubre y noviembre, lluvias cuantiosas e inundaciones en diciembre y enero y nevadas y heladas en enero.

Estos acontecimiento afectan a toda la cadena de suministro, incluida la IV gama.

No obstante, esta crisis ha puesto en evidencia que Almería se ha confirmado como el proveedor más fiable de Europa en cantidad y calidad, en condiciones climatológicas adversas. Almería es el principal proveedor del mercado europeo con una cuota de mercado que supera en condiciones de normalidad el 50% y casi el doble en estas circunstancias, y con una producción mensual de casi un millón de toneladas.

A pesar de que la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, ha anunciado esta semana que se va a estudiar esta subida de precios de las hortalizas, desde el origen al consumidor, Asaja recuerda que los precios se forman según la oferta y la demanda y la climatología es la principal responsable de la escasa oferta “y es el productor el eslabón más débil de la cadena, sobre todo en la firma de los contratos semanales con las cadenas agroalimentarias”.

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) explican que “los agricultores están muy lejos de poder controlar el mercado y recuerda que las verduras no son tornillos y su producción depende de la meteorología”.

Las temperatura mínimas de esta semana han vuelto a dificultar la maduración de los frutos y a limitar la oferta.  Las cotizaciones del pepino superan por primera vez en 2017 el valor de un euro, unido a las pérdidas de producto en Grecia.

Marruecos ha reducido en la pasada semana el contingente de tomate un 6% y un 29% el de calabacín.

 

Fuente: www.lavozdealmeria.com

Manuel León, Redactor Jefe

 

Leave a Reply