Eurosemillas defenderá a los citricultores que apuesten por Tango

La entidad licenciataria de la variedad Tang Gold (Tango), pretende defender los intereses de los citricultores que apuesten por esta mandarina tardía sin semillas creando una marca de reconocido prestigio a nivel mundial, y una importante producción propia que garantizará el suministro a toda la cadena de valor.

Eurosemillas ha celebrado tres jornadas para compartir su plan de negocio con técnicos, citricultores y comercios interesados en adquirir derechos

La respuesta a la campaña de lanzamiento de la mandarina tardía Tang Gold (conocida como Tango y cuyo registro ha sido ya confirmado por España y por la UE) ha superado todas las expectativas. Eurosemillas, líder nacional en variedades protegidas, ha dedicado hasta tres jornadas para atender las peticiones e informar sobre la nueva variedad seedless (sin semillas) que está revolucionando este segmento de mercado.

Más de 180 citricultores, técnicos y comercios de las principales zonas productoras del país interesados en adquirir derechos de plantación han participado en las visitas organizadas durante este mes a la finca que la firma explota en Sevilla, donde ya produce esta variedad. Allí, responsables de la empresa han compartido el plan de negocio diseñado para los licenciatarios, que pasa por defender los intereses de quienes la planten con una marca global –Tango Fruit- que aportará valor añadido al producto, y por respaldar tal oferta con una importante producción propia.

La compañía ha dejado claro en tales encuentros que la apuesta por Tang Gold y por su nueva marca Tango Fruit es compartida y que Eurosemillas defenderá junto a sus licenciatarios la rentabilidad de la variedad cuando las nuevas plantaciones entren en producción. De hecho, el interés despertado por Tango ha propiciado que la compañía modifique su tradicional modelo de negocio, fundamentalmente vinculado desde hace casi tres décadas a la explotación de la I+D varietal, para enriquecerlo con su nueva faceta como productor. Para entrar con fuerza en tal ámbito, testar el material que obtenga en exclusiva, ofrecer asesoramiento agronómico y explotar su propia cosecha, la compañía ha adquirido tierras con una superficie superior a las 500 ha.

Mucho antes estará activo el sello Tango Fruit, una marca global (para el mercado comunitario y extracomunitario) que aglutinará la producción licenciada de mandarina Tang Gold así como, en el futuro, la de otras variedades protegidas, de calidad y seedless. Se pretende con ello, siguiendo la filosofía de sellos como las Cuties en EEUU –donde Tango es la más cotizada- diferenciar y valorizar el cítrico y construir de la mano de los agricultores que adquieran derechos, de los comercios que la compren y manipulen y de las enseñas que las vendan al público, una marca rentable para todos los eslabones de la cadena. Siguiendo esta línea de trabajo, está previsto que en 2015 se cierre con una reputada entidad certificadora el sistema de etiquetado y trazabilidad para mantener una producción global con calidad uniforme, controlada en origen (para identificar a los productores legales de los que no lo son) y en destino, con una oferta limitada y exclusiva.

El proyecto ha suscitado también el interés de grandes operadores y cadenas de distribución europeas, que ya han reclamado información para trabajar sobre programas conjuntos de suministro. En líneas generales, los agentes de la cadena han valorado pues positivamente los valores propios de la marca: su condición de mandarinas de calidad seedless y sostenibles, que no presentan semillas en sus frutos y que no las generan en plantaciones vecinas (lo que ahorra los tratamientos fitosanitarios para evitar la polinización y permite conservar la población de abejas de las explotaciones apícolas).

Eurosemillas es una multinacional española solvente, presente en 35 países, con una estructura de negocio diversificada que abarca desde desmotadoras de algodón a una planta de aceite de girasol y que pasa por la explotación de licencias de fresas, fresones, frambuesas, espárragos, trigo, pistachos, aguacates o peras. Es, de hecho por su volumen de ingresos por la venta de derechos y por su esfuerzo inversor en I+D, la compañía nacional líder en el negocio de las patentes vegetales. Y lo es gracias también a que goza del beneficio de ser gestor exclusivo de variedades de la Universidad de California, un centro que cuenta con miles de investigadores y docentes, con 70 Premios Nobel entre sus filas, diez campus y que, con más 700 solicitudes de patentes vegetales al año, es referente mundial de la investigación agronómica.

Deja un comentario