FEPEX pide el voto a favor para un mayor control fitosanitario de las importaciones

FEPEX ha solicitado a los europarlamentarios españoles que, en la sesión de hoy del Pleno del Parlamento, apoyen las enmiendas 76-85 para que se adopte la denominada estrategia inversa que permite un mayor control fitosanitario de las importaciones, en el marco de la votación del proyecto de resolución sobre “Medidas de protección contras las plagas de los vegetales”, al igual que han hecho ya los países con mayor participación en la producción y comercialización de frutas y hortalizas como Estados Unidos o Brasil.

El sistema de controles fitosanitarios actual se basa en una “lista negativa”, es decir, que enumera los vegetales prohibidos o sometidos a control a la hora de la importación. Los vegetales que no están en la lista se importan sin ningún control. Sin embargo, estos últimos años han estado marcados por la introducción de varias plagas desconocidas anteriormente en Europa, lo que muestra que la legislación actual es insuficiente.

 El proyecto de Reglamento de la CE sobre sanidad vegetal de 2013, no preveía ningún cambio sobre la estrategia de importación actual. Sin embargo, en la tramitación de este proyecto en el marco del Parlamento Europeo, la Comisión de Agricultura adoptó las enmiendas 76 a 85, cuya adopción, hoy en el Pleno del PE, daría un giro a la estrategia de control de la UE y la  reforzaría, tal y como ha demandado el sector. Dicha estrategia denominada “inversa” consiste en reexaminar con anterioridad el riesgo fitosanitario incurrido por todos los tipos de vegetales importados, y establecer una lista positiva de vegetales cuya importación puede autorizarse, teniendo en cuenta el país tercero de origen.

Este tipo de estrategia inversa para el control de plagas vegetales más estricta, ha sido adoptada ya por la mayoría de socios comerciales de la UE, con mayor participación en la producción y el comercio mundial de frutas y hortalizas  como Estados Unidos, Brasil, la mayoría de países asiáticos, Sudáfrica, o Australia, para proteger eficazmente su patrimonio vegetal.  Para FEPEX, su adopción permitiría a la UE proteger eficazmente sus cultivos y aplicar el principio de reciprocidad en sus relaciones con terceros países.

Deja un comentario