Frutas Trops expondrá a la presidenta de la Junta la realidad de los subtropicales

Susana Díaz se ha comprometido con la principal comercializadora a analizar la situación y la las demandas del sector para que se solucionen los problemas con agua.

mango

Los agricultores y empresarios agroalimentarios que han participado en Fruit Attraction 2017 han trasladado a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, su enorme preocupación por el agua. Lo hicieron los agricultores de todas las provincias andaluzas en el transcurso de un encuentro mantenido con los representantes del sector en la feria Internacional de frutas y Hortalizas de Madrid. «Llevamos tres años de sequía consecutivos y ello hace necesario un esfuerzo permanente no sólo por parte del Gobierno andaluz sino de todas las instituciones», dijo Díaz, que se comprometió a mantener una reunión con Trops, como principal empresa comercializadora de frutas subtropicales de producción nacional, para conocer el potencial de Málaga y las inquietudes de sus agricultores. Trops cuenta con más de 2.000 socios de distintas partes de Andalucía y comercializa casi la mitad de la producción española de mango, en torno a unos 15.000.000 kilos al año, cantidad que se duplicará en los próximos tres años.

La petición de Trops fue cursada por el gerente de la firma, Enrique Colilles, que recordó a la presidenta andaluza que Málaga produce el 70% de las frutas subtropicales de Andalucía y el grave momento por el que atraviesa el sector a consecuencia del bajo nivel del agua almacenada en la mayor presa de toda la provincia, La Viñuela, del que dependen la mayoría de los cultivos de mangos y aguacate de la Axarquía.

El encuentro, según declaró la presidenta de la Junta, sirvió para repasar el estado de las obras de depuradoras de competencia autonómica, «en algunos casos muy avanzadas, como por ejemplo el poniente almeriense, lo que nos va a permitir entregar nuevos derechos hídricos a los regantes en cuestión de semanas», indicó. Díaz no hizo ninguna referencia al caso de Málaga, donde está todavía pendiente el trasvase desde Iznájar a la comarca Norte, y las medidas previstas para paliar el estado de alerta de los sistema de Guadalhorce y La Viñuela. En cambio, sí reivindicó al Gobierno de España el arreglo de la desaladora del Almanzora desde la riada del 2012, lo que está afectando a muchos productores almerienses, así como las obras de las conducciones de Rules en Granada.

Freno de inversiones

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Frutas Tropicales, José Linares, declaró por su parte que sin agua el sector no se puede desarrollar ni seguir generando empleo. Linares advirtió de que hay inversores malagueños que han frenado el desarrollo de plantaciones de subtropicales en la provincia precisamente ante la inseguridad que supone que desde las administraciones no se haga nada para garantizar el agua.

«Están invirtiendo en zonas de Cádiz y Huelva en lugar de en Málaga, dada la situación de sequía que sufre la provincia cuando hay otras cuencas que están vertiendo agua al mar. Tenemos en la Axarquía un enorme vaso, el más grande de toda la provincia, pero está vacío, que es el embalse de La Viñuela. La Junta y el Gobierno deben saber que hay inversiones que se están yendo a otras provincias andaluzas, que no tienen problemas de agua, para plantar algo que en la provincia malagueña se da mejor que en ninguna otra. Nuestro microclima es único y hay tierras suficientes para poder duplicar nuestra actual producción», aseguró, a la vez que insistió en que la preocupación por la falta de agua es cada vez mayor. «Es un tema real porque estamos viéndole ya las orejas al lobo», apuntó.

También expresó su preocupación por la falta de agua el gerente de Tropical Millenium, Miguel Páez, y todo ello en un momento en el que las empresas comercializadoras no dejan de crecer en volumen de frutas y en facturación, aunque para ello tienen que recurrir necesariamente a la importación de fruta de terceros países dado lo limitado de la producción española. En términos similares se expresó también Óscar Ramírez, director gerente de Trópico Spain, para quien la falta de agua puede afectar sobre todo al aguacate. «El mango soporta mejor la sequía, pero el aguacate no. Si no hay agua para regar, los aguacates se secan y ello es irreversible», dijo. Según Ramírez, «nuestra gran ventaja es que producimos en Europa para Europa y además podemos ofrecer la fruta lista para comer. Si tuviéramos más producción estaría más que vendida», aseguró. En la provincia la superficie de cultivo dedicada al aguacate ronda las 7.000 hectáreas , por lo que la sequía amenaza con destruir más 1.500.000 árboles. La media por hectárea oscila entre los 200 y los 400 en los casos de cultivos en intensivo.

Durante los últimos años la tendencia ha sido el mango, porque produce más kilos y necesita menos agua. Para Ramírez, el consumo de las dos principales frutas subtropicales que se producen en Málaga no deja de crecer y esa es una ventaja que hay que aprovechar para cultivar más, aunque para ello es necesario acabar con el problema de agua.

Buenos resultados por la exportación

La apuesta por la exportación no deja de dar buenos resultados al subtropical malagueño, aún cuando la producción provincial de aguacate se mantiene más o menos estable (en torno a las 40.000 toneladas por campaña) y la de mango lleva dos años casi idéntica (unas 30.000 toneladas). El secreto está en la actividad importadora de las empresas agroalimentarias de la provincia para seguir abasteciendo a los mercados europeos. Y es que Europa no deja de demandar aguacates. El consumo de este fruto ha crecido en la comunidad europea cerca del 150% en la última década o, lo que es lo mismo, casi la misma producción española por campaña. También Europa demanda mango todo el año, y Málaga es la única zona productora de la UE.

 

Fuente: diariosur.es

Deja un comentario