Greening. Una terrible enfermedad

La enfermedad Huanglongbing (HLB), yellow dragon, citrus greening ó enverdecimiento de los cítricos es una enfermedad vascular de las plantas causada por una bacteria Candidatus Liberibacter spp.

Dicha bacteria puede propagarse, bien al injertar tejido de una planta infectada en otra planta o bien a través de de dos tipos de psílidos vectores Diaphorina citri y Trioza erytreae (insectos chupadores). El insecto chupa savia de la planta infectada por la bacteria, la bacteria es capaz de multiplicarse en la hemolinfa y las glándulas salivales del insecto y posteriormente el insecto deposita la bacteria en las hojas de árboles sanos.

Los daños que causa el vector (insecto) no son muy significativos; disminuye la producción debido a los desórdenes fisiológicos que causa en tallos y hojas.

Los daños graves son aquellos que causa la bacteria ya que afecta al floema de las plantas ocasionando debilitamiento progresivo hasta que la plantación se vuelve improductiva. Esta bacteria, de difícil control, afecta la vida útil de las plantas cítricas tanto jóvenes como adultas, incluyendo a sus híbridos. A los 3-5 años de expresar los síntomas el árbol muere.

La enfermedad del Greening, junto con el Virus de la Tristeza es de las peores enfermedades que pueden afectar a los cítricos. Hasta la fecha no hay un remedio eficaz.

Detección de la enfermedad:

Detectar la enfermedad es difícil dado que el árbol puede no expresar los síntomas específicos de la enfermedad hasta que han transcurrido varios años desde su infección, por lo que lo único que se observa es una disminución de la productividad.

Síntomas:

– En las hojas se observa una coloración amarilla pálida, irregularidades (moteado), manchas asimétricas, defoliación, engrosamiento y aclaración de las nervaduras, asimetría y difusión de colores en las nervaduras y folíolos. Muchas veces puede confundirse con deficiencias de micronutrientes como: zinc, hierro, calcio, magnesio, manganeso y cobre. Una planta sin la enfermedad, tiene los dos lados cloróticos o los dos lados verdes normales.

– En las ramas se puede apreciar defoliación y caída de frutos, reducción del crecimiento y/o muerte de las ramitas.

– En los frutos se observan deformaciones y asimetrías, reducción del tamaño, aparición de manchas verdes claras que contrastan con el verde normal del fruto, así como inversión de color en el fruto.

En Galicia se ha detectado la presencia del psílido africano Trioza erytreae. Su expansión por España pondría en peligro la existencia de todas las plantaciones de cítricos del país.

En Sudáfrica y Brasil esta enfermedad ha sido la causante de la destrucción de más de 27 millones de árboles de cítricos; el equivalente a toda la superficie citrícola de la provincia de Valencia.

Florida también ha sufrido sus efectos. Ante la inexistencia de productos destinados a combatirlo y como medidas preventivas en EEUU realizan controles exhaustivos mediante trampas de monitoreo, aíslan las zonas donde aparece el insecto que transmite la bacteria, arrancan los árboles infectados y realizan tratamientos fitosanitarios masivos.

Ante esta peligrosa amenaza, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha pedido al Magrama y a las diferentes instituciones de vigilancia e investigación agronómica de las comunidades autónomas, que desarrollen medidas excepcionales “con carácter urgente” para tratar de erradicar el insecto de Galicia e impedir que pueda extenderse a otras zonas”.

En concreto, AVA-ASAJA ha pedido:

1. Al Magrama: que intercambie información al respecto con el Gobierno de Portugal, ya que en la isla de Madeira también se ha detectado la presencia del insecto transmisor del “greening”.

2. Al Departamento agrario del Gobierno central: que se dirija a la Comisión Europea para que endurezca el control de plagas y enfermedades en las importaciones de frutas y material vegetal procedentes de terceros países

3. A la Conselleria de Agricultura: que active a su estado de Máxima Alerta el Plan de Vigilancia Fitosanitaria para cítricos y que se impliquen en dar información a los agricultores sobre esta plaga.

4. A los ayuntamientos: que difundan entre los agricultores fotografías de la psila africana a fin de que puedan identificarla en sus explotaciones en el supuesto de que apareciese y, en ese caso, poder ofrecer una respuesta adecuada con la máxima celeridad

La Generalitat Valenciana ha creado un comité de expertos que determinará las actuaciones a seguir para evitar que el transmisor pueda diseminarse por la Península Ibérica.

Fuente: http://www.deccoiberica.es/

Deja un comentario