INDESLA participa en el proyecto BIO+

El proyecto Bio+, en el que participan INDESLA, en colaboración con otras empresas y centros tecnológicos, permitirá desarrollar materiales compostables a medida para envases termoformados para el sector alimentario.

INDESLA

En los últimos años, la legislación que regula la gestión de residuos se ha focalizado en reducir el impacto en el medio ambiente de los envases y sus residuos con disposiciones específicas que impulsan la utilización de las bolsas compostables o como la directiva francesa que desde principios de 2020 prohibirá el uso de vajillas desechables si el 50% del material utilizado para su fabricación no es de fuente renovable y los materiales no son compostables en compostaje doméstico. En España, un proyecto de Real Decreto obligará a extender a compostable el concepto de biodegradable.

En este contexto legislativo, y ante la inexistencia de una cartera de materiales que sean una alternativa adecuada a los materiales plásticos convencionales, INDESLA participa en el proyecto BIO+ con el objetivo de desarrollar materiales a medida que den respuesta a estas necesidades.

INDESLA especializada en la fabricación de envases de plástico para el sector alimentario, se preocupa por el medio ambiente y cada vez más se va involucrando en procesos eficientes para disminuir el impacto ambiental.
Con el objetivo de reducir el consumo de plásticos de un solo uso. Así como empresa innovadora buscamos la innovación de nuestros productos y la satisfacción de nuestros clientes. “Por ello participamos en el Proyecto BIO+, el cual promueve el uso de materiales compostables y biodegradables para envases Termoformados”, afirman desde la empresa.

El consorcio del proyecto está liderado por PICDA, una compañía valenciana de referencia en la extrusión de bolsas de plástico de diversos formatos, y en él también participa GRANZAPLAST, dedicada a la fabricación de compuestos plásticos a medida para las tecnologías de inyección y extrusión. Para abordar los desarrollos en productos de menaje desechable el consorcio cuenta con NUPIK, empresa líder en la fabricación de productos de menaje desechable, y con Perez Cerdá Plastics, especializada en trabajos de inyección de plásticos que en este caso aplicará sus conocimientos sobre menaje inyectado de un solo uso (cubiertos y vasos). El consorcio se completa con empresas que abordaran los desarrollos de envases de un solo uso como INDESLA, fabricante de envases para el sector hortofrutícola y alimentario, y THERMOLYMPIC, empresa dedicada a la inyección de termoplásticos que en este proyecto abordará el desarrollo de envases para catering. Además, el consorcio se apoya en tres centros tecnológicos como son AIMPLAS, AITIIP y CETIM y en la Universidad de Santiago de Compostela (USC) que darán soporte científico técnico a las empresas participantes en las tareas de I+D.

El principal reto del proyecto es que los nuevos materiales cumplan la legislación actual con los mismos requerimientos funcionales que los productos obtenidos con materiales plásticos tradicionales y con un coste competitivo.

El proyecto BIO+ ha sido financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico industrial (CDTI), mediante su convocatoria destinada a la financiación del programa estratégico de consorcios de investigación empresarial nacional (Programa CIEN 2017) y con número de expediente SOL-00103.

Deja un comentario