La acuicultura y el aprovechamiento del producto, claves de futuro para la FAO

El desarrollo de la industria acuícola y un mayor aprovechamiento del producto, ya sea a través de la disminución de los descartes en las capturas como de los desechos por parte del consumidor, son dos elementos clave de futuro para la FAO con vistas a la creciente demanda mundial.

Supermercado Covirán.

Así lo ha puesto de manifiesto Lahsen Adabouch, director de la división de economía y política pesquera de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en el II Simposio científico internacional para la innovación en la industria marina y alimentaria inaugurado hoy en Vigo.

Adabouch ha reseñado que un estudio de la FAO, el Banco Mundial y diferentes instituciones científicas calcula que en 2030 la acuicultura proveerá casi dos tercios del consumo mundial de pescado (actualmente, representa un 51 %).

Ha hecho hincapié en que un 29 % de los caladeros del mundo están sobreexplotados, lo que ha achacado a las subvenciones a la sobrecapacidad por parte de algunos gobiernos y a la pesca no declarada ni reglamentada, y en que las pérdidas al año del sector por esta circunstancia rondan los 50.000 millones de dólares.

Asia aglutina el 91 % de la producción acuícola mundial (solo China concentra el 61 %), por lo que el margen de crecimiento de la industria en el resto de zonas del mundo es grande, ha destacado Adabouch, quien ha enfatizado la importancia de “domesticar” nuevas especies para su cría en granjas.

También ha citado como retos de futuro el impulso de la acuicultura en alta mar y mejorar la calidad de los piensos en cuanto al aporte de micronutrientes.

Más allá de la acuicultura, el director de la división de economía y política pesquera de la FAO ha significado que las pérdidas postrecolección son mayores que las que se producen con los descartes de especies de escaso interés comercial.

Acaban en la basura alrededor de 1.300 millones de toneladas al año, bien por culpa del consumidor o por deficiencias durante la conservación.

Por lo demás, ha considerado que habría que “armonizar” y simplificar el ecoetiquetado, para evitar la “confusión” del consumidor.

En el acto de apertura del simposio científico que organiza la patronal conservera Anfaco-Cecopesca, la secretaria de Ciencia, Tecnología e Innovación, María Luisa Poncela, ha recalcado la “fortaleza” del sector agroalimentario español y el desarrollo de la investigación tecnológica aparejada.

Sin embargo, ha reconocido que una de sus “importantes debilidades” es una “elevada atomización” en el sector productivo, con “muchas empresas muy pequeñas”, lo que propicia que la inversión privada en I+D+i no se corresponda con el de la industria a nivel mundial.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha indicado que el valor añadido que aportará la investigación será “determinante” para que el complejo mar-industria mantenga sus niveles de competitividad y cuotas de mercado en un mercado cada vez más globalizado.

Núñez Feijóo ha abundado en que la estrategia de futuro debe conjugar el crecimiento con la creación de empleo y el impulso de una industria sostenible, respetuosa con el medio y a la altura de las exigencias de mercados y consumidores, y también ha abogado por hacer una “apuesta clara” por la acuicultura.

Por lo demás, ha hecho votos por que gobiernos de terceros países se comprometan con prácticas que regulen y exijan plenas garantías alimentarias a productores y transformadores, y ha significado que la trazabilidad será “el gran reto” de Europa para garantizar la seguridad alimentaria.

Precisamente ése es el concepto, el de la trazabilidad, con el que se rebautizará el simposio inaugurado hoy en Vigo en su próxima edición, según ha avanzado el presidente de Anfaco-Cecopesca, Jesús Alonso Escurís.

Escurís también ha anunciado que Anfaco tiene listo, y en breve se lo presentará a la Xunta, un informe que avala la posibilidad de generar “miles y miles” de empleos si existe una “sensibilización” adecuada en la UE sobre la trazabilidad.

Deja un comentario