La campaña fresera 2016/17: positiva en calidad, producción y precios 

Así es como la ha valorado la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Huelva.

Fresa

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Huelva considera que la actual campaña fresera en la provincia, que se da ya prácticamente por finalizada, ha sido “positiva en calidad, producción y precios productivos”.

No obstante, la organización agraria señala que aunque los datos registrados “son positivos, no sirven para compensar las campañas 2012, 2013, 2014 y 2015 que fueron desastrosas para el sector”. Además, según reconoce, “hay que sumar las continuas inversiones en infraestructuras (mantenimiento y tecnificación de invernaderos, viviendas para la acogida de mano de obra…) que los productores han tenido y que tienen que seguir adecuando a la normativa vigente”.

UPA-Huelva, en el análisis realizado a esta campaña fresera, también destaca que “si bien arroja datos cuantitativos positivos, a nivel cualitativo ha sufrido altibajos que son dignos de destacar. Así las inclemencias meteorológicas sufridas en el último trimestre de 2016 (tornados, heladas…) que causaron estragos en muchas plantaciones, o el aumento de la incidencia de robos en el campo onubense y la falta de mano de obra recolectora son aspectos negativos a resaltar”.

Robos

Con respecto a los robos, UPA-Huelva reitera que hay seguir exigiendo a las administraciones competentes que aumenten los efectivos con el inicio de la próxima campaña, más en concreto “durante el mes de enero, realizando así una labor disuasoria que evite robos y que no desvíe la responsabilidad a los productores, que se han visto en la necesidad de formar grupos de vigilancia para proteger ellos mismos su producto, situación que no debió producirse y que mejoró tras la designación de un grupo especial de la Guardia Civil tras las continuas quejas de nuestra organización”.

Asimismo, UPA-Huelva resalta el esfuerzo que la organización agraria viene realizando contra la política de precios de los productos agrarios, donde “los intermediarios tienden a imponer precios que luego redundan en menores beneficios para los productores y mayor sobreendeudamiento en los consumidores”.

A este respecto, en su escrito alude a las denuncias públicas realizadas por UPA-Huelva en lo relativo a los precios que la industria paga a los productores de fresa (mayo de 2016) o la campaña contra la utilización de la fresa como producto reclamo (enero 2017), que provocó el cambio del precio de venta al consumidor de la fresa comercializada por una cadena internacional.

Fruto de este esfuerzo, durante este mes de junio los responsables de UPA-Huelva han mantenido un encuentro de trabajo con la empresa Carrefour para buscar soluciones conjuntas y avanzar en la mejora de las relaciones con los productores. En esta reunión, los dirigentes de la organización agraria trasladaron a la multinacional la importancia de “trabajar unidos para lograr una cadena agroalimentaria que funciones con equilibrio y justicia”.

Esta reunión, anuncian, será la primera de una serie de reuniones que mantendrán con representantes de las grandes superficies y que se dan cita en Huelva.

Falta de temporeros

Otro punto negro de la campaña para UPA-Huelva ha sido la falta de mano de obra recolectora en las explotaciones de fresas, frambuesas, arándanos y moras en la provincia onubense. Esta situación, que “ha provocado que parte de la producción de algunas explotaciones sea abandonada y, por consiguiente, tenga que tirarse producto, es sin duda una de las asignaturas pendientes de la administración del estado, organizaciones profesionales y empresariales y del sector”. Desde UPA-Huelva, insiste, se están doblando los esfuerzos para que esta situación no se repita de cara a la próxima campaña.

Apoyo a la Plataforma

UPA-Huelva concluye el análisis de esta campaña reiterando su apoyo a la Plataforma de Regadíos del Condado. La organización espera que “el Gobierno central cumpla en su totalidad con el compromiso de trasvase de los 4,99hm3 de agua que prometió a la zona del Condado desde la cuenca de los ríos Odiel, Piedras y Tinto, ya que actualmente existen 360 hectáreas de cultivos de berries que no tienen garantizado el regadío pese a estar recogido en el Plan Especial de Regadíos de la Corona Norte del Doñana”. Para UPA-Huelva, “las economías de muchas familias de agricultores están pendientes de esta injusta situación que debe solucionarse de forma inmediata para poder planificar adecuadamente la próxima campaña”.

Por tanto, aunque desde UPA-Huelva se valora la campaña 2016/17 de forma positiva, reiteran que con la conclusión de la campaña “comienza un nuevo trabajo de inversión por parte de los productores: en invernaderos, en la adecuación de viviendas, en los sistemas de riegos, en tecnología y en plásticos que el agricultor siempre tiene la incertidumbre habitual de si podrá recuperarlo”.

Por último, UPA-Huelva asegura en su comunicado que siempre estará “con las botas puestas al servicio del agricultor, a pie de campo, siendo su voz en los órganos de representación y al servicio de los intereses de los agricultores frente a terceros que puedan aprovecharse del trabajo y el esfuerzo de los productores de la provincia onubense”.

Fuente: agrodiariohuelva.es

Deja un comentario