La cosecha de kiwi en Galicia se adelanta con frutas de menor tamaño

La mayor parte de los productores arousanos recogen el kiwi desde esta semana al alcanzar el nivel óptimo de maduración.

kiwi

Los productores de kiwi de O Salnés han comenzado la recolección de la fruta, que está marcada por las especiales condiciones meteorológicas de los últimos meses. Así, la falta de lluvias ha propiciado tanto el adelanto de la campaña con respecto a las fechas habituales de otros años, como que el fruto sea de menor tamaño, según el gerente de la cooperativa Horsal, Fernando Veiga.

Si bien algunos agricultores ya empezaron a recoger los frutos la semana pasada, se espera que el grueso de la recolección empiece a lo largo de esta semana y se prolongue hasta finales de la próxima. Según las estimaciones de Horsal, la recolección se ha adelantado unos 10 días debido a la falta de lluvias y “el calibre de la fruta es algo menor”, explica Veiga. En cuanto al nivel de azúcar presente en el fruto, lo habitual es que se “vendimie” cuando roce los siete grados.

Una apreciación que comparte Rubén Vila, de Ribadumia, que es uno de los productores de kiwi más veteranos asociados a Horsal. Aunque en su caso advierte de que incluso “parece que hay algo menos de cantidad que el año pasado”. Vila asegura que en su plantación familiar llegaron a recoger hasta más de 9.000 kilos los mejores años, mientras que el pasado se quedaron entre los 6.500 y los 7.000. Éste no cuenta con llegar a tanto.

“Por la falta de lluvia tuvimos que regar muy a menudo, porque cuando el fruto del kiwi está creciendo quiere agua”, sostiene Rubén Vila. Y añade que pese a ser una fruta de origen austral, también “necesita algo de frío antes de la poda para que la madera se cure”. Así las cosas, las condiciones meteorológicas de los últimos meses parecen no haber sido las más propicias para el kiwi.

Competidores europeos

El kiwi más apreciado por los consumidores acostumbra a ser el de Nueva Zelanda, que es el país de donde procede la fruta y la cuna de la marca más conocida, que es una cooperativa formada por más de 2.500 familias, y que se fundó en 1992. Presente en los mercados europeos hasta noviembre -en Nueva Zelanda están ahora en plena primavera, por lo que ya están agotando la producción de la cosecha anterior-, a partir de ahora ocupará su lugar en las estanterías el kiwi europeo.

El gallego ocupa un lugar destacado en los mismos, aunque tiene competidores importantes, como son Italia -el mayor productor de Europa-, Grecia o Portugal.

En el caso de Horsal, cuentan con una decena de productores, y estiman que a lo largo de la presente campaña recojan cerca de 40 toneladas. Hay que tener en cuenta que para los socios de Horsal, y para la cooperativa misma, el cultivo del kiwi es complementario. Y según Rubén Vila, la situación actual no invita a ampliar las explotaciones. “El precio ha bajado por culpa del kiwi que viene del extranjero. A nosotros el año pasado nos salió a una media de 70 céntimos de euro el kilo, y pensamos que debería ser más por la calidad que tiene y el trabajo que da para podar y emparrar”.

El agricultor apunta que incluso conoce casos de quienes han arrancado los arbustos porque ya no les resultaba rentable. “Nosotros no lo hemos hecho porque una vez que está todo hecho parece que no gusta arrancar”, manifiesta.

El principal mercado del kiwi gallego se encuentra en Galicia y otras comunidades españolas, ya que la fruta gallega no puede competir en precio con la italiana, lo que dificulta la exportación. En el caso de Horsal, la mayor parte de su producción la enviarán fuera de Galicia, tanto a los mercados centrales como a las cadenas de fruterías.

 

Fuente: Faro de Vigo

Deja un comentario