La importación de contraestación se consolida en España

Países como Sudáfrica, Chile o Costa Rica se han convertido en proveedores habituales de España con frutas que completan nuestras producciones o enriquecen nuestra oferta.

importación

La importación comunitaria de frutas y hortalizas procedentes de países terceros ascendió a 13.662 millones de euros en el último periodo del que se disponen datos oficiales, hasta octubre de 2017, con un crecimiento del 6,2% en comparación con el mismo periodo de 2016, según las estadísticas de la Oficina Europea de Estadísticas, Eurostat.

Las importaciones de frutas en los diez primeros meses del año 2017  ascendieron a 11.463 millones de euros, representando el 84% del total y creciendo un 6% respecto al mismo periodo de 2016,  siendo los principales proveedores países del hemisferio sur, mientras que la importación de hortalizas totalizó 2.199 millones de euros un 5% más.

Los principales proveedores de la UE son Sudáfrica, Costa Rica, Marruecos, Chile y Turquía.  La importación de Sudáfrica ascendió a  1.604 millones de euros, un 8% más que el año anterior, correspondiendo a las frutas el 99% de sus envíos a la UE, pero con unas ventas en este capítulo muy diversificadas, lo que le diferencia de otros grandes países proveedores de como Costa Rica, con 1.200 millones de euros, de las que también el 99% son frutas, concentradas en banana y piña. Las importaciones de Chile alcanzaron un valor de 889 millones de euros  con una gran diversidad de productos.

Las importaciones comunitarias de hortalizas se situaron en  2.199 millones de euros, pero a diferencia de las de frutas proceden principalmente de los países mediterráneos no comunitarios, como Marruecos con 790 millones de euros, Turquía con 200 millones de euros, Egipto con 182 millones de euros e Israel con 138 millones de euros, en general con producciones coincidentes en especies y calendarios con la producción española, por lo que FEPEX considera prioritario acelerar el proceso de innovación y mejora de la competitividad.

Deja un comentario