La India y China pueden cambiar la demanda mundial fertilizantes, según IFA

La Asociación Internacional de la Industria de Fertilizantes (IFA, en sus siglas en inglés) cree que las políticas de subvenciones y de sostenibilidad agrícola que se pueden acometer en países como La India y China, respectivamente, podrían afectar a la demanda mundial de fertilizantes.

Según recoge la Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (Anffe) en su web, el informe de IFA “Short Term Fertilizer Outlook 2014/15” apunta que, “con respecto a los fertilizantes, podrían producirse a corto plazo varios cambios en el mercado internacional que podrían afectar al comercio mundial”.

IFA, que prevé que la demanda mundial aumente sólo un 0,6 % en la campaña 2014/15, que finaliza el próximo 30 de junio, explica en su último informe que la mitad de los fertilizantes que se consumen en el mundo están subvencionados por los gobiernos de los países donde se utilizan.

Entre ellos, cita a unos 20 estados del África Subsahariana y otros asiáticos como La India, del que destaca su gran consumo y la intención de sus autoridades de reconsiderar las subvenciones a la urea este año, lo que, a su juicio, “podría provocar un gran impacto en la demanda nacional, regional y mundial de fertilizantes”.

A esto hay que sumar la promoción por parte del Gobierno chino de “políticas de mayor sostenibilidad agrícola, como la buena gestión de nutrientes”, con el objetivo de “evitar la sobrefertilización y reducir gastos en las explotaciones”, lo que, en vista del tamaño del mercado chino, “podría tener un impacto considerable en la demanda”.

IFA justifica su previsión de la demanda mundial de fertilizantes, que será en 2014/15 de 183,8 millones de toneladas de nutrientes, en que los agricultores han reducido su aplicación ante el descenso de los precios de cereales, de los que se espera también una cosecha récord, parecida a la de 2013/14.

Sus estimaciones pasan por que la demanda de P2O5 se mantenga por tercer año consecutivo en 41,5 millones de toneladas, y que las de nitrógeno y K2O suban un 1 %, hasta los 111,9 millones y 30,4 millones de toneladas, respectivamente.

Esta organización prevé un descenso de los pedidos en América del Norte, Europa y Asia central y occidental, a la vez que una recuperación en el sur de Asia y un firme crecimiento en África y América Latina y, moderadamente, en el este de Asia y Oceanía.

Deja un comentario