La mayoría de españoles preferiría cajas de cartón a las bolsas de plástico en los comercios

En comparación con otros materiales, se sitúa como el más respetuoso con el medioambiente, con un porcentaje del 41,7%, frente al vidrio (28,4%), la madera (13,9%), el plástico (5,7%) y, en última posición, el aluminio (2,3%)

Dos de cada tres españoles entre 18 y 75 años (65,4%) preferirían que los comercios facilitaran cajas de cartón para llevar la compra, en lugar de bolsas de las plástico. Además, el 52,1% considera que cuando una empresa sustituye sus envases y embalajes de plástico por cartón lo hace por preservar el medioambiente.  Estos son algunos de los resultados del estudio Envases y embalajes: percepción de la sociedad, elaborado por la Asociación Española de Fabricantes de Envases y Embalajes de Cartón Ondulado (AFCO), presentado este jueves en Mama Campo, con la participación del Instituto para la Producción Sostenible (IPS) y la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU).

El estudio, elaborado por Feedback Estrategia e Investigación Sociológica, concluye que el cartón es el envase que goza de una mayor reputación medioambiental entre los españoles. En comparación con otros materiales, se sitúa como el más respetuoso con el medioambiente, con un porcentaje del 41,7%, frente al vidrio (28,4%), la madera (13,9%), el plástico (5,7%) y, en última posición, el aluminio (2,3%). Esa cifra se dispara cuando se pone frente a frente con el plástico: una mayoría del 76,7% afirma que el cartón es el más sostenible, frente a un 10,7% que se decanta por el plástico.

Los envases usados representan la mitad de los residuos que producimos. El impacto ambiental que provocan ha saltado a la agenda de los gobiernos de la Unión Europea, que están estudiando cómo limitar el consumo de los materiales que más contaminan. En este sentido, cabe recordar que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente está estudiando cómo limitar el uso de las bolsas de plástico en los comercios a partir del 1 de enero de 2018.

Un problema inmediato
Los resultados prueban la creciente preocupación de la sociedad por la preservación del medioambiente, ya que el 81,1% de los encuestados cree que la conservación de la naturaleza es un problema inmediato y urgente, 9,1 puntos por encima del resultado obtenido en el barómetro realizado en 2010, y solo para un 15,4%, se trata de un problema de cara al futuro.

Además, señalan a las empresas como los agentes que deben liderar el cambio y dar respuesta: el 91,5% opina que tienen que prestar más atención y recursos para luchar contra la contaminación ambiental. Aquí cobra un importante papel la industria del gran consumo, encargada de decidir de qué material son los envases y embalajes que consumimos.

Seguridad e higiene
En la búsqueda del envase idóneo, además del compromiso con el medioambiente, el consumidor busca que cuiden el producto que guardan. La seguridad y la higiene son dos de los aspectos más valorados, sobre todo cuando se trata de productos de alimentación fresca. En el caso de las frutas y hortalizas, el 70,5% se inclina por las cajas de un solo uso que pueden reciclarse como las de papel y cartón por una razón: son las más higiénicas.

Según este estudio, tres de cada cuatro españoles (75,6%) cuando van a la compra prefieren encontrar productos como frutas y verduras en cajas de cartón impresas con su información de marca y origen, frente a un 14,1% que se inclina por las de plástico. A la higiene se suma que el encuestado percibe este material como el envase que ofrece mejor imagen (52,8%).

En términos generales, una amplia mayoría de los españoles entre 18 y 75 años preferiría que los envases fueran de cartón (75,2%), frente a un 11% que escogen plástico.

Consumidor multicanal
Los gustos del consumidor no varían del punto de venta a la compra por internet. Ante el aumento exponencial del comercio electrónico, los consumidores que utilizan este canal también se decantan por el cartón: un 89% eligen recibir los productos en cajas de este material. Los encuestados valoran, además, que las cajas de este material tienen una apertura más fácil (69,8%).

Para la vicepresidenta de la CECU, Ana Etchenique, estos datos demuestran que los españoles empiezan «a incluir el factor medioambiental en la toma de decisiones». «Debemos ser conscientes de que somos cómplices de prácticas beneficiosas o perjudiciales cada vez que elegimos un producto y, por ende, el envase en el que viene presentado», subrayó.

Por su parte, el presidente de AFCO, Leopoldo Santorromán, aseguró que el consumidor tiene «el poder de premiar o castigar con sus actos de compra a las empresas que apuestan por los materiales más sostenibles».

Deja un comentario