Las nuevas variedades locales ganan peso en la producción fresera

De las tres variedades onubenses Primoris cuenta esta campaña un total de 90 millones de plantas en el campo onubense, ocupando el 16,28% de la superficie destinada a fresa

La obtención de nuevas variedades de fresas y otros frutos rojos tampoco ha quedado ajena a la revolución que en los últimos años vive el campo onubense. Así, del predominio de variedades importadas de famosas universidades norteamericanas como las de California o Florida, los productores han ido paulatinamente buscando fórmulas alternativas que, por una parte les evite el pago de elevados royalties que finalmente viajan fuera de nuestro país, y por otra les permita contar con material local y, por tanto, mejor adaptado a las características de la provincia.

Tal es así que según los datos relativos a la presente campaña agrícola que maneja el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera -Ifapa- de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, pese a que la variedad Fortuna (Universidad de Florida) sigue encabezando el ranking de las más plantadas en Huelva con un 33’75% del total, la suma de las tres principales variedades locales de Huelva (Primoris, Rábida y Rociera), ya se sitúan a la cabeza en relación al resto de obtentores que operan en la provincia, con el 37,25% de la cuota de mercado.
De las tres variedades onubenses Primoris cuenta esta campaña un total de 90 millones de plantas en el campo onubense, ocupando el 16,28% de la superficie destinada a fresa. La segunda es Rábida, con 55 millones de plantas y el 9,99% de la superficie total. Mientras que en su primer año comercial la variedad Rociera ha logrado introducir en el campo onubense otros 55 millones de plantas, ocupando el 10,05% de la superficie total. Un caso este último cuanto menos llamativo, sobre todo teniendo en cuenta que en la pasada campaña de esta tercera variedad solo se plantaron a modo de ensayo un millón de plantas, contando con una previsión de llegar hasta los 80 o 90 millones de plantas el próximo año.

De esta forma el obtentor de las tres variedades locales, la empresa onubense Fresas Nuevos Materiales S.A. (integrada por Caja Rural, 16 empresas viveristas de Castilla y León, y la mayor parte de los productores de fruta de la provincia asociados a su vez en la empresa Fresas Investigación y Desarrollo), ocupa actualmente el 37,25% de la cuota de mercado, el mayor porcentaje en relación al resto de obtentores que operan en Huelva teniendo en cuenta que por este orden, le siguen la Universidad de Florida, que sobre todo con la variedad Fortuna ocupa el 33,76% de la cuota de mercado; Plant Sciences (12,73%), la Universidad de California (8,49%), Planasa (3,81%), Freshforward (2,01%), Driscoll’s (1,32%); Nova Siri (0,51%) y CIV (0,12%).

Y es que Fresas Nuevos Materiales (FNM) nació en 1999 con el principal objetivo de “disminuir la tradicional dependencia tecnológica foránea que tenía Huelva en relación a variedades de fresas”. Así lo ha señalado a Huelva Información el ingeniero agrónomo Juan Manuel Arenas, responsable de producción de FNM, quien ha indicado que dicha empresa realiza cada año “alrededor de 100 cruzamientos que pueden acabar siendo en el futuro nuevas variedades comerciales, para lo cual manejamos entre 8.000 y 10.000 individuos”.

En este sentido añade que desde sus inicios, FNM ha podido ya trabajar con más de 150.000 semillas “las cuales han supuesto otras tantas posibles variedades comerciales”. Y todo ello, detalla Arenas, “dentro del marco de la genética clásica, aunque de forma más intensiva”. Arenas explica que para ello FNM selecciona cada año unas 150 plantas de entre unas 8.000 o 10.000 plántulas. El siguiente año y con la planta ya multiplicada vegetativamente en viveros de altura “plantamos esas 150 plantas seleccionadas para quedarnos al final de la campaña con entre 30 o 40”. Finalmente el tercer y último año de pruebas se seleccionan tres o cuatro de las anteriores, siendo en este punto donde FNM decide si realmente “hay alguna variedad con cualidades interesantes para iniciar su registro”.

Hasta el momento FNM ha registrado y está comercializando con éxito en el mercado las variedades anteriormente reseñadas: Primoris, Rábida y Rociera, que según Arenas tienen como principal ventaja frente a sus competidores el hecho de haber sido seleccionadas y obtenidas en Huelva, lo cual hace que “estén muy adaptadas a las condiciones de esta provincia”. Otra ventaja radica en que al estar integrada FNM por los principales productores onubenses, el pago de royalties se transforma en dinero que se reinvierte en mejora e investigación para el propio sector.

Fresas Nuevos Materiales tiene desde este año su principal campo de ensayos en una finca experimental ubicada en El Rompido, además de contar con otras fincas satélite para selecciones avanzadas y familias de segundo año en El Rocío (Almonte), Moguer y Palos de la Frontera.

Dado el éxito de FNM con la fresa, sus responsables han abierto nuevas líneas de investigación centradas en el resto de frutos rojos, sobre todo en el caso de la frambuesa, lo cual según Arenas “esperamos que comience a dar sus primeros resultados en los próximos años”. Y es que a fin de cuentas, concluye, “nuestro objetivo es satisfacer las necesidades de nuestros propios asociados, los productores onubenses de frutos rojos, y a los cuales queremos poder ofrecer un catálogo completo no solo de variedades de fresas, sino también del resto de frutos rojos”. “No es más que ir adaptándonos a la realidad de la agricultura onubense y a la diversificación de la que está siendo objeto en las últimas campañas”.

Fuente: Huelva Información

Deja un comentario