Los precios de las hortalizas se dispararon en noviembre

Destacan las subidas experimentadas en los pepinos, seguidos de la lechuga, calabacín, tomate y berenjena, según se revela del Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos (IPOD) del mes de noviembre.

La distribución ha disparado los márgenes comerciales en algunas hortalizas en el mes de noviembre, según ha comprobado Hortoinfo en el Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos (IPOD), que elaboran cada mes la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), la Unión de Consumidores de España (UCE) y la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU).

Destaca la subida en los pepinos, cuyos márgenes comerciales ascienden 305 puntos porcentuales, pasando del 125 por ciento en noviembre al 430 por ciento en noviembre. También es importante el crecimiento del margen comercial en lechuga, que en noviembre se incrementa en 259 puntos porcentuales, o el del calabacín, que aumenta en 156 puntos. Suben los tomates en 76 puntos, las berenjenas 60 puntos, mientras que el pimiento verde se mantiene con una subida mínima de 9 puntos y el margen comercial del pimiento rojo desciende en 17 puntos porcentuales.

Precios y márgenes de las hortalizas

El precio en origen del pepino ha sido en el mes de noviembre de 0,30 euros por kilo según el IPOD, mientras que los consumidores lo pagaron a 1,59 euros por kilo, multiplicando el precio pagado al agricultor en 5,30 veces, con un margen comercial del 430 por ciento.

El calabacín ha contemplado un margen del 435 por ciento entre el precio pagado al agricultor (0,31 €/kg.) y el que los consumidores han pagado por esta hortaliza, 1,66 euros por kilo, con lo que el precio pagado por el consumidor multiplica 5,35 veces el percibido por los agricultores.

La berenjena se ha vendido en origen a un precio medio de 0,24 euros por kilo, con un incremento en destino del 533 por ciento, hasta los 1,52 euros que pagó el consumidor por cada kilo, multiplicando el precio en origen en 6,33 veces.

La lechuga multiplica su precio entre origen y destino en 6,50 veces, pasando de los 0,14 euros por unidad que cobró el agricultor, hasta los 0,91 que pagó el consumidor, un 550 por ciento más.

En cuanto a los pimientos, el verde se ha pagado al productor a 0,50 euros por kilo, mientras que el consumidor ha pagado 1,89 €/kg., con un diferencial del 278 por ciento y multiplica su precio 3,78 veces. El rojo multiplica su precio 2,96 veces, incrementándolo en un 196 por ciento. Su precio en origen ha sido de 0,67 €/kg y al consumo de 1,98 euros por kilo.

El tomate de ensalada ha incrementado su precio desde origen a destino en un 233 por ciento, multiplicándolo en 3,33 veces. En origen se pagó a 0,60 euros por kilo, pagándolo el consumidor a 2,00 euros/kilo.

Fuente: Hortoinfo

Deja un comentario