Los productores de Almería, Murcia y Alicante se unen por el déficit hídrico

Las organizaciones agrarias de ASAJA en Alicante, Almería y Murcia se han reunido para crear una estrategia de trabajo común tanto en Madrid como en Bruselas, para trabajar los principales temas que afectan al sureste español

Los principales problemas que les unen son el déficit hídrico, medidas de mercado y denunciar prácticas desleales ante la AICA e instancias similares europeas, así como informar, tanto a las instituciones españolas como europeas, de los problemas de plagas, los problemas fitosanitarios, la ausencia de controles en puertos de entrada de productos de terceros países y la política restrictiva que se practica en Europa con la Agricultura Mediterránea.

Francisco Vargas, Presidente de ASAJA Almería, ha recordado que este rincón de la península es reconocido por su potencial de producción hortofrutícola y que, de nuevo, ha quedado demostrado que es la principal zona productora de frutas y hortalizas para el continente europeo y sigue siendo uno de los sectores más olvidados por nuestras instituciones. El sector viene padeciendo una importante crisis de rentabilidad que ha puesto en alerta a la organización y ha llevado incluso hasta la AICA la situación de bajos precios en origen para iniciar las actuaciones de investigación oportunas frente a posibles prácticas abusivas de la distribución.

Además se ha creado una estrategia común en defensa del agua y en búsqueda de una solucción definitiva al problema del agua y al déficit hídrico en las zona. Para ello se ha acordado la puesta en marcha de actuaciones conjuntas con el objetivo a corto plazo de que esta campaña el acceso al agua de riego esté garantizado.

ASAJA calcula que la zona tiene un déficit de 200 hectómetros cúbicos, por ello consideran más importante que nunca que se promueva un gran Pacto Nacional por el agua de forma que el debate quede zanjado definitivamente y las necesidades de todas las comarcas agrarias satisfechas. “Existen recursos que pueden ser optimizados y aprovechados al máximo, los agricultores del sureste español reclamamos de las diferentes administraciones, locales, regionales y nacionales la sensibilidad suficiente para atajar este problema”, han recalcado.

Entre otras actuaciones se reclaman la puesta en marcha de todas las infraestructuras necesarias para garantizar tanto el consumo humano como el riego intercomunitario, garantizando además un precio razonable que permita el sostenimiento de la actividad agraria. Es preciso que se sienten las bases para este Paco Nacional con carácter prioritario.

Los representantes de las tres organizaciones no descartan la puesta en marcha de medidas contundentes y movilizaciones si no se dan los pasos necesarios para este Pacto. Según ha señalado el presidente de Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante, Eladio Aniorte, “antes del verano ya no tendremos agua y es totalmente inadmisible que, siendo el sureste español la despensa de Europa y el único reducto que ha ofrecido garantías alimentarias a la UE tras los temporales que han arrasado todas las cosechas, no haya suficiente voluntad política para alcanzar un Acuerdo Nacional por el agua y los partidos políticos sigan mirando por su interés de votos. Por ello, si no se nos garantiza el acceso a este recurso en cantidad suficiente para atender nuestros regadíos, llevaremos a cabo movilizaciones conjuntas en estas tres provincias”. Asimismo, Aniorte ha vuelto a reclamar la necesidad de defender y dar continuidad al trasvase Tajo-Segura, “continuamente amenazado” y al hecho de conseguir un Plan Hidrológico Nacional que traiga agua mediante autopistas hídricas de cuencas excedentarias como el Ebro, el Duero y el Tajo Medio.

AILIMPO no es una Interprofesional

En un apartado distinto, el Secretario General de ASAJA Murcia, Alfonso Gálvez Caravaca, ha explicado que “actualmente, el sector de las Opas (Organizaciones Profesionales Agrarias) no participamos en el seno de AILIMPO, porque ha quedado demostrado que no es una interprofesional, sino una organización al servicio de los industriales, donde los agricultores ya no pintamos nada, y nos han ignorado totalmente”.

“Ante la situación que estamos viviendo en el seno de esta entidad, entendemos que AILIMPO no está actuando como una organización vertebradora del sector, sino como una plataforma al servicio de los intereses industriales, donde quieren tener a los agricultores a sus pies, y eso no vamos a consentirlo. Trabajan para bajar los precios del limón y en contra de los productores. Pero, lamentablemente, no es la única interprofesional en esta situación, ya que algo similar está ocurriendo con las interprofesionales hortofrutícolas.”, matiza Gálvez Caravaca.

Fuente: asajaalmeria.org

Deja un comentario