Medidas de urgencia para la proxima campaña de verano

El 23 de febrero se reunieron en Paris los miembros del “Grupo de Contacto de Melocotón y Nectarina” del Comité Mixto Hispano-Italo-Francés para analizar la campaña pasada, que ocasionó gravísimas pérdidas a las explotaciones frutícolas de estos tres países.

Compartieron además sus previsiones para 2015 -marcadas por la persistencia del veto ruso- e hicieron balance de la aplicación del Reglamento sobre medidas de retiradas excepcionales para determinadas frutas y hortalizas, adoptadas por la Comisión como reacción ante la crisis de mercado causada por el “Veto Ruso”. Aunque aún es pronto para poder concluir sobre las perspectivas de producción de 2015 ni sobre el desarrollo de la campaña, al sector se mostró preocupado porque el cierre de la frontera rusa -que continuará, al menos, hasta principios de agosto- interfiera en el equilibrio del mercado intracomunitario.

El sector europeo de fruta de hueso ha trasladado su preocupación a las máximas instancias de la Comisión y de los Ministerios de Agricultura de Italia, Francia y España, y ha llamado su atención sobre la vulnerabilidad de la fruta de verano, por carácter perecedero y por su dependencia de las condiciones climatológicas para un comportamiento satisfactorio del escalonamiento de la comercialización o del consumo. Además, decidieron trasladar la necesidad de que las administraciones actúen anticipadamente adoptando inmediatamente medidas adicionales, de prevención de crisis, sin esperar a que se produzca ninguna  inestabilidad de las cotizaciones y con la suficiente antelación, teniendo en cuenta que la campaña de comercialización, en las zonas tempranas, comienza en abril.

El sector por medio de cartas dirigidas hoy a los tres ministros y al Comisario de Agricultura de la UE, Phil Hogan, ha explicado que para que se cumpla el objetivo de “prevenir” la crisis, es necesario que la administración se adelante a los acontecimientos, recordando cómo, en el verano 2014, el  reglamento adoptado, que era teóricamente válido tuvo escaso impacto y fue utilizado muy limitadamente, debido a que sólo se pudo aplicar al final de la campaña de fruta de hueso. En ese sentido, han pedido la ampliación urgente del mecanismo comunitario de retiradas excepcionales insistiendo especialmente en la inclusión de la fruta de verano como producto elegible, con un cupo de retirada propio basado en el nivel de exportación (incluidas las reexportaciones) y de producción de cada país, y en la prórroga del reglamento actualmente en vigor más allá del 30/06/2015 y hasta que finalice el veto.

El sector ha apuntado que la asignación presupuestaria actualmente habilitada por Bruselas para el reglamento en vigor permite ampliamente hacer frente a las ampliaciones solicitadas y ha recordado, una vez más, que la crisis del mercado hortofrutícola provocada por el veto ruso se ha generado por motivos ajenos al sector, por lo que las instituciones comunitarias deben asumir estas consecuencias colaterales de sus decisiones y paliar sus efectos enteramente y mientras duren.

Deja un comentario