Merma de casi el 50 % en la producción de la uva de mesa

La Unió de Llauradors ha manifestado hoy su preocupación ante el inicio de la recogida de la cosecha de Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó tras haber observado en esta campaña una merma de la producción en algunas variedades de entre el 30 % y el 50 % respecto a la anterior a causa de la sequía.

uva

El responsable del sector de Uva de Mesa de La Unió, Enrique Sánchez, ha señalado en un comunicado que, a pesar de las altas temperaturas y la fuerte sequía que atraviesa el Vinalopó, “se prevé una cosecha con una buena calidad y unos precios, tanto en campos como en el mercado, mejores que el año pasado”.

La campaña de embolsado de uva de mesa del Vinalopó se llevó a cabo durante todo el mes de julio y, desde hace un par de semanas, 20 días antes de lo habitual debido a la sequía, “se está procediendo a la recogida de la cosecha de las variedades Ideal o Moscatel Embolsado, Red Glove y Doña María”, según La Unió.

El principal inconveniente al que se han enfrentado los productores de uva de mesa durante esta campaña ha sido la escasez de agua.

“La falta de lluvias de los últimos meses en la comarca alicantina del Vinalopó ha propiciado que los costes de producción se hayan disparado notablemente en relación a otros años. Así, como cada año, los agricultores del Vinalopó “han de invertir mucho dinero y tiempo para sacar adelante sus cosechas”, ha dicho Sánchez.

Además, “los pozos de donde nos nutrimos se están vaciando y tenemos el agua justa para regar”, ha lamentado.

Por ello, ha remarcado, es “importante que los acuíferos se recuperen para futuras cosechas”.

No obstante, “si lloviera a partir de ahora, sería ya demasiado tarde y lo único que provocaría sería un entorpecimiento de las tareas de recolección”, ha indicado.

La Unió ha defendido el carácter autóctono de la Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó y su proceso de producción.

Entre sus peculiaridades destaca el embolsado que le protege de los agentes externos.

En relación a los bolsos, La Unió no se olvida de preservar el medio ambiente y, desde septiembre de 2012, sigue demandando la posibilidad de reciclar los residuos de los sacos, pero, según esta asociación, “las Administraciones competentes hacen oídos sordos”.

La uva de mesa embolsada es una producción exclusiva del territorio alicantino y lo que la caracteriza con respecto a otros productos de la misma especie es su tamaño, su coloración y su piel más fina.

La técnica del embolsado la protege de los productos fitosanitarios y, al retrasar la maduración aproximadamente un mes, otra razón por la que sale más sabrosa, se logra una fruta en épocas del año donde ya no hay en otros sitios.

La ‘Uva Embolsada del Vinalopó’ o también conocida como ‘Uva de Mesa’ se cultiva en la comarca alicantina del Medio Vinalopó, que abarca siete municipios: Aspe, Hondón de los Frailes, Hondón de las Nieves, Monforte del Cid, Novelda, La Romana y Agost, situado este último en la comarca de l’Alacantí

Estas siete localidades alicantinas son las únicas del mundo en producir estas uvas.

A comienzo de su maduración, en julio, se seleccionan los mejores racimos y se cubre cada uno de ellos con una bolsa de papel especial que se cierra por el pendúculo, quedando abierta por su parte inferior.

Según fuentes del sector, la técnica del embolsado permite que el proceso de maduración se realice en la cepa de la forma más natural hasta prácticamente el mismo momento de su consumo.

La variedad Ideal, de racimo grande, granos de peculiar tono amarillo y con ligero sabor a moscatel, tiene un proceso de recolección que culmina a primeros de noviembre, en tanto que la Aledo, más tardía y caracterizada por producir un racimo mediano de grano blanco pálido y sabor dulce neutro, puede estar embolsada más de cuatro meses y se consume en invierno.

Deja un comentario