Nace Linde Robotics

Linde Material Handling ha comenzado a comercializar los primeros modelos robotizados de apiladores.

En colaboración con Balyo, compañía francesa de automatización, Linde Material Handling ha comenzado a comercializar los primeros modelos robotizados de apiladores Linde L-Matic L HP y el tractor Linde P-Matic. Estas carretillas pueden trabajar en un mismo entorno, junto con personas y otros vehículos. El sistema robotizado detecta cualquier obstáculo en tiempo real.Comercializados bajo el nombre de Linde Robotics, estos dispositivos son fáciles de instalar, se orientan basándose en elementos estructurales del almacén y pueden conectarse a los sistemas de gestión de almacén y ERP. «Esto marca un hito en el camino a la implantación de la industria 4.0 en las carretillas, según la cual las máquinas futuras podrán organizarse por sí mismas y comunicarse entre ellas», aseguraron en la presentación a la prensa europea los días 25 y 26 de marzo en Moissy-Cramayel, Châtellerault, cerca de París, los máximos responsables de Linde, entre los que se encontraban Jaime Gener e Igor Arbonies, product manager y director gerente de Linde MH Ibérica.

En poco tiempo tienen previsto incorporar transpaletas, apiladores de alta capacidad, apiladores contrapesados, carretillas retráctiles y máquinas para pasillos estrechos.

Carretillas industriales personalizadas
«En los últimos diez años, ningún segmento de las carretillas elevadoras ha tenido un crecimiento comparable al de las Opciones Personalizadas (CO-Customized Options). En 2004, el volumen de carretillas industriales que salieron de las plantas de producción de Linde Material Handling con modificaciones técnicas fue inferior al 20%. El año pasado, ese porcentaje aumentó a aproximadamente un tercio. Con personal especializado en Opciones Personalizadas (CO-Customized Options) en sus fábricas y procesos de producción adaptados, Linde MH está más que preparado para acoger la tendencia hacia una creciente proporción de soluciones a medida», explicó Igor Arbonies.

Deja un comentario