Nuevas variedades de lechugas de Bejo

En Iceberg, Trocadero, Hoja de Roble rojo o Radicchio, la casa de semillas ha presentado novedades durante sus II Puertas Abiertas de Lechuga.

Autor: Isabel Fernández

lechuga

Ni el frío ni la amenaza de lluvia evitaron que decenas de profesionales del sector se acercaran durante la jornada del miércoles, 21 de febrero, a la Finca Experimental de Bejo en Murcia para conocer sus novedades en las distintas tipologías de lechuga, cultivo en el que la casa de semillas acaba, prácticamente, de aterrizar.

En Iceberg, Trocadero, Hoja de roble rojo o Radicchio, Bejo presentó nuevas variedades que responden, por un lado, a la necesidad de más resistencias para combatir enfermedades como el Mildiu, pero también a la adaptación al procesado, sobre todo teniendo en cuenta el auge de la IV Gama. Y todo ello sin renunciar a la innovación en colores.

En el caso de la lechuga tipo Iceberg, la novedad es Bonice (AS24-094), una variedad para trasplantes de finales de octubre y principios de noviembre que destaca por “su resistencia a mildiu y buena formación, con una costilla poco marcada”, nos explica durante nuestra visita a la Finca Experimental Óscar Peñalver, responsable de lechuga y productos de hoja de Bejo. A esto añade una gran flexibilidad, que le permite adaptarse a condiciones climatológicas cambiantes y al riego con aguas de mala calidad. Asimismo, es una lechuga con una buena formación interna para su procesado en industria.

Sotalis y Antedis son las referencias de Bejo en Trocadero; la primera para plantaciones de verano, primavera y otoño y, la segunda, para otoño y primavera. Con ambas, “cubrimos todo el programa de producción con variedades con un buen comportamiento frente a tip burn y resistencia a mildiu”, nos comenta Peñalver, quien añade que cuentan, además, con una buena tasa de blanco, fundamental para la industria.

Con color

En hoja en roble rojo, la BE68-142 es la última incorporación al catálogo de Bejo, que tiene también un buen nivel de resistencias, color y, sobre todo, “volumen y peso”. Mientras que Raffaello es su apuesta en radicchio, una variedad para recolecciones en fresco a partir de finales de marzo y abril sin necesidad de estocarla.

Por último, y con respecto a las líneas de desarrollo en marcha, Peñalver nos avanza que están muy centrados en la selección de variedades con menos necesidades hídricas y adaptadas al riego con aguas de mala calidad. Asimismo, y pensando siempre en diversificar aún más su portfolio, continúan trabajando en el desarrollo de nuevos materiales que combinen a la perfección un buen color y producción.

Deja un comentario