Onubafruit se hace con casi 700 hectáreas más

Una finca única, con un modelo de gestión sin precedentes en Huelva, bajo el más absoluto respeto medioambiental. Esto es lo que encontramos en la nueva explotación de Costa de Huelva, y el último proyecto innovador de Onubafruit: casi 700 hectáreas destinadas al cultivo de berries y aguacate.

Autor: Marga López

Onubafruit

Atrás queda la idea de la cooperativa como aquella entidad que únicamente se preocupaba por vender la producción de sus socios. Hoy estas entidades se han convertido en verdaderos motores económicos y sociales, aportando futuro para muchas poblaciones donde la agricultura es su único medio de vida. La Sociedad Cooperativa Andaluza Costa de Huelva, integrante de la comercializadora Onubafruit, S.C.A. es un claro ejemplo de ello, un modelo económico responsable social y medioambientalmente en pleno Siglo XXI. Pero, expliquemos por qué.

Con la mayoría de las explotaciones de sus asociados afectadas por el Plan de Ordenación de la Corona Forestal de Doñana, la cooperativa no ha dudado en buscar nuevas tierras para garantizar la actividad de sus agricultores, adquiriendo una finca, de más de 880 hectáreas, ubicada en los términos municipales de Villanueva de los Castillejos, San Bartolomé de la Torre y Gibraleón. Junto a Cristóbal Picón, su presidente, recorremos parte de ella. En total son unas 652 hectáreas de regadío, y el resto de reserva forestal, caminos, balsa… porque si algo se aprecia a simple vista es la perfecta coexistencia de la actividad agrícola y el entorno natural.

Los cultivos

Las berries ocupan la mayor extensión (350 hectáreas), pero también aquí hay lugar para aguacates(200 has), un cultivo en auge que encuentra en este entorno el clima y el suelo adecuado para su desarrollo; el resto, unas 150 has, las pondrá la cooperativa a disposición de los agricultores en los próximos años. “En estos momentos hay 40 has. de fresa, 20 de frambuesa y el resto de arándanos, además de las destinadas a aguacate, que entrarán en producción en 2020”, apunta el presidente de Costa de Huelva.

Se trata de una explotación modélica, especialmente diseñada para las necesidades agrícolas de berries y aguacate. “No habrá una finca mejor en Huelva “, nos comenta Juan María Regidor, socio de la cooperativa, quien dispone de 5 hectáreas, que espera ampliarlas en los próximos años.

Cuenta con los sistemas de riego más modernos, sistemas para detectar la humedad y ganar así en eficiencia hídrica y una reserva forestal para la fauna y flora autóctona: “Incluso hemos querido solventar uno de los grandes problemas de la agricultura, y es la necesidad de facilitar viviendas dignas para los temporeros. Para ello, junto con el ayuntamiento de Gibraleón, estamos trabajando para crear una aldea con capacidad para 2.000 personas”, añade Picón.

Costa de Huelva ha garantizado el futuro a muchos de socios adquiriendo una finca para que puedan continuar con su actividad

En un futuro próximo, la cooperativa pondrá en marcha una central de manipulación en la misma finca. Mientras, la fruta se envía a la Lucena, desde donde se manipula para su posterior expedición.

Economía de escala

Pero quizás lo más novedoso de este proyecto ha sido el modelo de gestión. Conscientes de que los agricultores de forma individual no podían hacer frente a inversiones de este tipo, ha sido la cooperativa quien ha comprado esta finca, con un total de más de 40 millones de euros (compra y adecuación de la misma). La entidad, a través de un sistema de alquiler, cede a sus agricultores la explotación. “En estos momento hay ya 70 hectáreas de berries en producción, gestionadas por 7 agricultores, que se benefician de una economía de escala lo que implica un importante ahorro de costes”, nos explica Picón. Cuentan con una balsa de riego en común, tractores, técnicos agrícolas… “Creo que es la mejor inversión que ha hecho la cooperativa, porque nos ha asegurado un futuro a muchos para quienes la agricultura es nuestro único medio de vida”, comenta Juan Reale Regidor, socio de la Cooperativa, quien gestiona 43 has. Además, si tras el periodo de alquiler, el agricultor no tiene relevo generacional, la superficie pasa de nuevo a manos de la cooperativa, para cederlas a nuevos socios.

Como vemos, se trata de un ambicioso proyecto, ya hecho realidad, que va más allá de la propia actividad económica. Es un objetivo social, que traspasa las fronteras habitualmente establecidas para una cooperativa, y que sin duda, aupará aún más a esta entidad y a su comercializadora Onubafruit, como modelo agrícola del futuro.

Ampliación de instalaciones

Costa de Huelva ha ampliado sus instalaciones en Lucena del Puerto, con nuevas cámaras frigoríficas y central para la manipulación y calibrado de arándanos. Se trata de una fruta especialmente delicada y que necesita de la mejor tecnología para garantizar su vida útil en los mercados. Así, encontramos maquinaria de última generación, al igual que soluciones postcosecha innovadora, como las que ofrece la firma Tecnidex.

Un comentario

  1. Anouar maska
    Anouar maska 15/04/2018 en 17:28 |

    Hola, soy anwar de Marruecos y quiero trabajar como asistente

    Reponder

Deja un comentario