Precio, formatos y comodidad: el ritmo del gran consumo

AECOC cerró ayer su congreso anual en Valencia, una reunión en la que se ha hablado de los precios, de innovación en formatos y de las tendencias de los consumidores jóvenes.

AECOC

El presidente de AECOC Javier Campo, ha subrayado en la clausura que los empresarios afrontan una situación “muy complicada” por el desafío secesionista.

De hecho, el 69 % de los asistentes a este congreso ha señalado la crisis soberanista como “el mayor freno a la buena marcha de la economía española”, muy por delante de un aumento de los tipos de interés o el ‘brexit’.

En esta segunda jornada del congreso de Aecoc, el presidente ejecutivo de Auchan España, Patrick Coignard, ha defendido que la política de la cadena de distribución de intentar ofrecer los precios más bajos ayuda a proteger las clases medias.

Ha recordado la “destrucción de las clases medias” registrada durante la crisis económica y ha insistido en que ofrecer bajos precios contribuye a “preservar el poder adquisitivo de la gente”, por lo que ha considerado que esta estrategia comercial de la empresa ayuda a reforzar la sostenibilidad social.

El presidente de la división española de Auchan ha resaltado que la firma compra en España a 5.200 proveedores por un valor de unos 3.000 millones de euros anuales y emplea a más de 18.000 personas, de las cuales en torno a un 80 % cuenta con un contrato indefinido, de acuerdo con sus datos.

Sin embargo, algunos fabricantes como Ebro Foods trabajan en la mejora de su rentabilidad priorizando la venta de productos de mayor valor, con el “trasvase” del paquete de arroz al vasito como ejemplo más claro de esta estrategia.

“En nuestro mix, cada vez vendemos más productos de más valor y menos productos de menor valor que, aunque suponen una cifra importante de venta (en volumen), tienen una menor contribución a la cuenta de resultados”, ha explicado hoy el presidente de la empresa, Antonio Hernández Callejas.

Esta “apuesta por el valor” se ha traducido en una sensible mejora del Ebitda durante los últimos años -para cierre de 2017 espera elevarlo un 5 %, hasta los 362,5 millones de euros-, mientras que la cifra de negocio mantiene una evolución positiva pero más leve.

Las ventas de su línea de negocio de vasitos y referencias listas para servir crecen a doble dígito a nivel mundial, aunque su peso a nivel global “todavía es poco”.

Otra de las empresas que han acudido a esta cita, ElPozo Alimentación, que calcula cerrar el año con una subida de ventas próxima al 10 %, equivalente a unos 100 millones de euros, por el momento no se plantea lanzar embutidos sin carne como sí hacen otros competidores.

Así lo ha asegurado el presidente de la compañía, Tomás Fuertes, quien ha defendido que el crecimiento futuro debe proceder sobre todo de la exportación, que actualmente pesa en torno a un 20-30 %.

También se han analizado los patrones de consumo de la denominada generación “millenial”, que tiene la lata de atún como producto “estrella” junto con las ensaladas en bolsa listas para comer, la pasta y otras conservas, según apunta un estudio sobre su comportamiento como consumidor divulgado hoy.

“Conveniencia” es una de las máximas que rigen las decisiones de compra de los jóvenes de entre 18 y 35 años, de acuerdo con el documento elaborado por expertos Aecoc.

Y es que la rapidez y la facilidad de uso son dos factores importantes para este colectivo, según ha precisado Xavier Cros, responsable del estudio -basado en más de una quincena de investigaciones realizadas por Aecoc-, quien ha destacado también la preocupación de los “millenials” por una alimentación saludable.

“La palabra ‘sano’ aparece en casi todas las observaciones, aunque los productos tienen que estar adaptados a su acelerado ritmo de vida. Buscan una alimentación sana, pero que sea placentera y sabrosa”, ha recalcado.

Este tipo de consumidor también dice darle una especial importancia “a asuntos como la sostenibilidad, el desperdicio alimentario y lo saludable”, de manera que da prioridad a los alimentos elaborados con “ingredientes naturales, sin azúcar añadido y sin aditivos ni conservantes”, y valora los productos “de proximidad”.

Deja un comentario