Primaflor presenta las lechuga para cosechar en casa

La última apuesta de la firma almeriense, Lechuvitas, permite al cliente obtener una lechuga más fresca y sostenible, y han sido presentadas en Degustho, el festival gastronómico de Almería.

La firma almeriense Primaflor presentó ayer en Degustho, el festival gastronómico de Almería, su apuesta de este año en el sector de fresco: Lechuvitas, un innovador producto que permite al consumidor llevarse la lechuga viva a casa y cosecharla justo antes de ser consumida. “De esta forma el cliente obtiene un producto más fresco y sostenible”, contó Carlos Barranco, director de Marketing y Nuevos desarrollos de Primaflor.

Estas lechugas se presentan en su maceta, de forma que mantiene la raíz húmeda hasta que llega al cliente. Barranco las describió como un paso más a la lechuga de larga vida: “Con Lechuvitas, no solo llevamos a la mesa un producto más fresco, sino que es también más sostenible, dado que no necesita frío, ni en el supermercado ni en casa. Además, estas lechugas son plantadas en cultivo hidropónico, un sistema que permite ahorrar cada gota de agua que no consume la planta”.

 

Las dos variedades de lechugas que se presentan en este nuevo formato son trocadero verde y rojo. Estas dos lechugas multi-leaf tienen unas hojas muy regulares en tamaño e iguales en sabor, color y textura. Esto hace que no necesiten desechar ninguna hoja, como en otras vegetales de hoja, por lo que son productos de alto valor añadido. Además el consumidor podrá utilizar la cantidad de lechuga que necesite para cada plato; no es necesario consumirla de una sola vez, pueden separarse las hojas, manteniendo la raíz. La empresa ampliará en breve la oferta de lechuvitas, añadiendo variedades como lollo, coral y hoja de roble.

SONY DSC

El chef David Muñoz, durante la presentación de Lechuvitas de Primaflor

 

David Muñoz, un número uno

David Muñoz, propietario del restaurante Diverxo con tres estrellas Michelín, participó también en esta feria, gracias al patrocinio de Primaflor. El joven chef habló de la relación del mundo de la gastronomía y el deporte, junto con Cecilia Retier y Carolina Navarro, integrantes del equipo nº 2 en el ranking internacional de padel femenino. “Para ser el nº 1 se necesita una actitud ganadora, la ambición de levantarte por la mañana y pensar en qué vas a hacer hoy para ser el mejor en lo tuyo, sea lo que sea” afirmó David Muñoz. Los tres ponentes coincidieron en que para conseguir este objetivo hay “que salir de la zona de confort”. Carolina Navarro habló de lo que ha cambiado el padel en los últimos años “ahora es un deporte mucho más rápido y agresivo, nosotras hemos tenido que evolucionar mucho, reinventarnos, para poder adaptarnos y seguir luchando por el número 1”. David Muñoz habló también de la gestión del éxito y de como un día decidió “tirar a la basura todo lo que no me gustaba”. Su charla terminó con tres recomendaciones “Mens sana in corpore sano. Haced deporte, alimentaros bien y vivid con pasión”.

 

 

Deja un comentario