Los productores del Condado se movilizarán para pedir agua

Preparan una manifestación multitudinaria en Huelva para el próximo mes de enero.

La Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado de Huelva acordó ayer, en asamblea extraordinaria, iniciar nuevas movilizaciones para exigir el agua superficial necesaria para garantizar el futuro del sector agrícola de la comarca. Entre ellas, ya se encuentra preparando una manifestación multitudinaria que se celebrará a mediados del próximo mes de enero en la capital onubense.

Pese al Plan Especial de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte de Doñana, cuya aprobación definitiva está prevista para finales de noviembre, y a las obras de transferencia al Condado, que actualmente superan el 55 % de su ejecución, “el futuro de la agricultura del Condado sigue siendo incierto”, según señaló el presidente de la Plataforma en Defensa de los Regadíos, Cristóbal Picón. “El Plan permitirá regularizar como zona regable unas 9.300 hectáreas, pero más del 65 % de ellas seguirá sin tener recursos hídricos, por lo que sus explotaciones agrícolas morirán, y con ellas la economía del Condado”.

Actualmente existen en esta comarca aproximadamente 1.100 explotaciones agrícolas afectadas por la falta de recursos hídricos que, al mismo tiempo, están recibiendo presiones en forma de expedientes informativos y sanciones económicas. “La situación es insostenible”, indicó Picón. “Es necesario abordar el problema en su conjunto y aportar soluciones con amplitud de miras y viables a corto plazo”.

Por ello, la Plataforma ha puesto en marcha un plan de actuación que contempla varias vías, entre ellas la manifestación prevista para mediados de enero, así como otro tipo de movilizaciones que irán concretándose en caso de no obtener soluciones por parte de las Administraciones competentes.

Dentro del plan de actuación diseñado por la Plataforma existe una hoja de ruta con las diferentes soluciones posibles para asegurar el futuro del sector agrícola en el Condado, que será presentada en el próximo pleno del Consejo de Participación de Doñana. Entre ellas, destaca el aprovechamiento para uso agrícola de la concesión de agua que hasta ahora había estado utilizando el Grupo Ence en sus instalaciones de San Juan del Puerto desde la presa de El Sancho (Gibraleón). Con el cese de buena parte de la actividad industrial de Ence, el volumen de agua que tiene concedido es susceptible de ser asignado a otros usuarios, de ahí que la Comunidad de Regantes El Fresno ya lo haya solicitado formalmente a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, la Secretaría General de Gestión Integral del Medio Ambiente y Agua, la Subdirección General de Regadíos y Economía del Agua, la Dirección General de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico y la Delegación Provincial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente.

Paralelamente, la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado ha comenzado a solicitar reuniones con las Administraciones y diferentes cargos públicos para estudiar el futuro de los regadíos del Condado tras la aprobación del Plan de la Corona Norte. Como expresó Picón, “sin aguas superficiales no puede haber agricultura en Doñana, así que debemos ponerle una solución definitiva a esta problemática porque nos estamos jugando mucho”. La economía del Condado gravita en torno al regadío y la producción de berries, que generan más de 4 millones de jornales al año en los municipios de Almonte, Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado.

Deja un comentario