¿Cómo puedo acceder al mercado chino?

 ¿Cómo se puede acceder de una forma legal con productos hortofrutícolas al mercado chino?. La respuesta nos la desvela Oliver Huesmann, CEO de Fruit Consulting Hong Kong.

China

España tiene actualmente solo permiso para mandar directamente a China,  Citrus [Citrus reticulata], Orange (Citrus sinensis), Pomelo (Citrus paradisi), Limón (Citrus limon)], Melocotón (Prunus persica), Ciruela (Prunus salicina, Prunus domoestica).

Muy pronto se espera la Firma de otro protocolo más para la uva de mesa.

Fuera de estos criterios de protocolo para China Mainland se encuentran los envíos a HongKong,  Macao , Taiwan o Singapur.  Aunque algunos de estos Países pertenecen al gobierno chino,  los requerimientos no son los mismos.  A Estas partes de China se puede enviar casi todos los productos.

Para los que quieran comenzar a exportar a China, la clave es contar con acceso al mercado de forma oficial. En la actualidad, hay solo 39 países que disponen de autorización para exportar frutas frescas a China. El que intenta entrar con su producto sin permiso oficial a través de Agencias de Hong Kong , Taiwán o Shenzhen, arriesga que su empresa entra en la Blacklist.  Eso significa para el futuro un posible bloqueo de acceso al mercado chino.

Si un producto no se permite actualmente en China, hay que obtener acceso oficial al mercado, que se consigue mediante un proceso bilateral que transcurre a nivel gubernamental entre ambos países. Normalmente, estas negociaciones se llevan a cabo en las embajadas nacionales, que colaboran con la AQSIQ (Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena de China), responsable de realizar inspecciones a los productos que entran o salen del país.

La página web del Servicio de Inspección y Cuarentena de China, donde puede consultar una lista de los países autorizados y los productos que tienen permitido exportar: (http://en.ciqcid.com/Commodity/plant/68646.htm)

Ya nos preguntamos, “¿Cuáles son las Normas de envíos para la Fruta y Verdura a China Mainland?”

Todos los países pueden solicitar acceder al mercado chino, pero, aunque es posible presentar varias solicitudes (para varios tipos de producto) a la vez, pero generalmente, solo se procesa un producto por país de forma oficial. También hay que saber cuándo menos riesgo haya de transportar plagas, más rápido y eficiente será el proceso de aceptación por parte de AQSIQ, y las normas que se apliquen a los productos son iguales o comparables de distintas regiones.

Por último, los productos exportados deben cumplir mínimo las Normas Internacionales para Medidas Fitosanitarias (NIMF).

La Asociación de Inspección de Entrada y Salida y Cuarentena de China (CIQA ) es una organización sin ánimo de lucro relacionada con el Gobierno de China y la AQSIQ, cuyo fin es ayudar a las autoridades extranjeras a acceder al mercado y comunicarse con la AQSIQ.

Cómo funcionan la AQSIQ y CIQA o como deciden. En primer lugar, es más probable que se acepte más rápido un producto de determinado país si hay un producto parecido de otra región que ha recibido acceso al mercado. En segundo lugar, los productos con bajo riesgo fitosanitario tienen preferencia. Por ejemplo, si un país solicita exportar naranjas y “chirimoya”, es más probable que la solicitud de las “Chirimoyas” se tramite más rápido que la de los cítricos por el posible peligro de la mosca mediterránea (Ceratitis capitata). También es habitual que haya problemas de capacidad y personal en los departamentos gubernamentales más importantes de china, por lo que se puede dar por hecho que los casos menos complejos y prolongados tienen preferencia ante los más complejos.

Por la falta de personal en nuestro Ministerio MAGRAMA también se están retrasando las peticiones, por lo cual los trámites aún más tarden en avanzar.

 Sin tener amigos y presencia en China , no se vende nada a buen precio en este país. Oliver Huesmann en el mercado mayorista de Shenzhen

Y sí, podemos acelerar el proceso de nuestra entrada al mercado Chino.

El más importante es adaptarse al mercado chino con su producto, su personal y su forma de trabajar.

Contar con la presencia en el destino y la colaboración con empresas nacionales, en forma de delegaciones comerciales, Joint Venture, Oficina de Importación propia con personal chino, así como adaptar mi marca y mi diseño a las normativas chinas y a los gustos de los consumidores para luego asistir a ferias comerciales son factores que pueden suavizar las negociaciones. El apoyo por buenos asesores legales, marketing y comercio con contactos locales es crucial, porque sus representantes unen la fuerza de posibles clientes y los ponen en contacto con el equipo de la AQSIQ para acelerar los asuntos.

“Las delegaciones representantes de personalidades importantes y misiones comerciales tienen mucho peso y evitan muchos obstáculos durante el proceso. Además, es muy importante contar con una persona en China que tenga contactos con los diferentes ministerios y  a la que las autoridades chinas puedan conocer en persona y que dé la cara por el sector. La presencia física en destino ayuda a formar nuevas relaciones  y  evita malentendidos. “Es más importante contar con las personas claves adecuadas, honradas y dedicadas al negocio,  que invertir mucho dinero en solo ferias”.

Si España puede convencer a las autoridades chinas de que su oferta de productos de frutas y hortalizas con el alto estándar de producción beneficia al público chino o es capaz de presentar una contraoferta respecto a productos donde el productor chino tiene interés en vender en España, las negociaciones podrían acelerarse. Por ejemplo, podría tratarse de productos de contra temporada que llenen los vacíos en la oferta china, u ofrecer de forma recíproca acceso a su propio mercado para los productos chinos.

Para eso deberíamos empezar a pensar global y no pedir cerrar nuestras fronteras para productos de otros países como últimamente lo reclaman para los sectores de cítricos o del ajo.  Un país Global compra Global y vende Global.

Fuente: https://www.fruitconsulting.eu

Deja un comentario