Se reduce la producción de ajo en Córdoba

En las primeras estimaciones, el sector apunta una reducción de 400 hectáreas, situándose la extensión de cultivo en 2.000 has.

ajo

La superficie de cultivo de ajo se va a reducir en Córdoba a lo largo de esta campaña. Ésta es una de las conclusiones a las que llegaron los principales ajeros de la provincia de Córdoba durante la sectorial del cultivo del ajo que se celebró ayer en Asaja para hacer balance de la situación y de las siembras de la actual campaña.

El presidente de la sectorial nacional del Ajo y también de la sectorial de Asaja Córdoba, Miguel del Pino, fue el encargado de convocar esta cita para hacer una valoración de la situación de mercado del sector del ajo en la provincia de Córdoba, de las perspectivas y avance de siembras en la campaña 2017-2018, así como la situación de la campaña de comercialización de ajos 2016-2017. Del Pino detalló que la previsión es que de las 2.400 hectáreas de superficie que se sembraron la pasada campaña en Córdoba, para la actual la cifra se va rebajar a las 2.000, si bien, reconoció que “es difícil concretar” la cuantía exacta.

Esta reducción en la superficie para la siembra del ajo morado se debe, sobre todo, a la escasez de agua. No obstante, Del Pino aseguró que hasta el momento la falta de lluvias “no ha afectado porque se ha podido regar y no ha habido problema”. No obstante, aseguró que “estamos muy preocupados por lo que pueda pasar” ante la falta de precipitaciones. Además, se ha registrado una siembra algo menor de la variedad spring -blanco-.

En la pasada campaña, según los datos aportados por Del Pino, se registró una producción de ajo en Córdoba de entre 35 y 30 millones de kilo y fue, además, “un buen año de precios”.

Por otra parte, la mayoría de los asistentes coincidieron en constatar que la situación del mercado se encuentra con “salida de los almacenes a un ritmo normal y con el mantenimiento de los precios”.

Hasta la fecha y para la próxima temporada, ya se ha sembrado el ajo temprano, que se recogerá en mayo, y próximamente llegará el turno de la siembra del ajo rojo, cuya recolección es durante el mes de junio.

A la reunión asistió también el gerente de la Comunidad de Regantes del Genil-Cabra, José Berlanga, para informar del estado actual de los riegos debido a la “gran preocupación que existe en el sector por la falta y escasez de lluvia”.

Fuente: http://www.eldiadecordoba.es

Deja un comentario