El sector del limón pendiente del cielo

Los limones, a falta de riego, dependen de las lluvias de noviembre para coger tamaño. Las predicciones del tiempo internacionales ven la llegada de precipitaciones este mes que aliviarán la sequía.

limón

Es cuestión de calibre. Esa es en estos momentos la máxima preocupación de los productores de limón y pomelo de la Región de Murcia y del resto de España, ya que el tamaño puede determinar la buena salida o no a los mercados de la campaña de este año de la variedad fino.

No hay problema en cuanto a la cantidad, y, de momento, tampoco en cuanto a la calidad. Pero sí puede haberla en cuanto al tamaño ante la falta de agua de riego por culpa de la sequía. Por eso, las lluvias para este mes de noviembre, que anuncian las predicciones de agencias internacionales, especialmente americanas, y que tanto siguen los productores, les da un cierto respiro.

«A corto plazo tenemos que confiar en esas precipitaciones, ya que tenemos ahora mismo la cosecha de fino en el árbol y sin agua este mes no van a desarrollarse como debiera», explica el director general de la Interprofesional Ailimpo, José Antonio García.

Nuevos proyectos

El directivo de la Interprofesional mantuvo hace unos días una reunión con el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Francisco Jódar, a quien le presentó dos proyectos que tienen en marcha, con el objetivo de contar con su apoyo ante el Ministerio, que es el que debe aprobarlos.

«El consejero nos dio todo su apoyo, con lo que esperamos no tener muchos problemas en ponerlos en marcha», apunta García.

Ailimpo quiere llevar a cabo un censo del sector, en el que se tenga una radiografía clara tanto de la superficie de cultivo, el número de árboles, el año en el que fueron plantados, los productores y operadores comerciales, etc. «Debe ser una fotografía real y nos permitirá tomar decisiones más acertadas», destaca.

Un segundo proyecto es lograr lo que se denomina ´extensión de la norma´, es decir, que los acuerdos de la Interprofesional sean de obligado cumplimiento para todo el sector. En este capítulo se incluiría la obligatoriedad de los contratos de compra-venta de limones.

«Con el censo y los contratos tendríamos un sector ordenado, transparente y eficaz que mantendría la actual línea de rentabilidad el sector», concluye.

Fuente: http://www.laopiniondemurcia.es

Leave a Reply