El semillero El Plantel prevé injertar 16 millones de sandías

Con la campaña de primavera en ciernes, los agricultores ya están buscando las semillas.

La campaña de primavera ya está en ciernes y los semilleros en plena actividad. El cultivo de sandía es muy importante en el campo de Níjar, por lo que Semilleros El Plantel en San Isidro (Almería) ya está perfilando la nueva campaña. La tendencia es que la sandía sigue creciendo en la provincia almeriense, especialmente la sandía negra sin pepitas.

Así lo explica Noelia Robles, responsable de Marketing de la empresa, en el blog del periodista José Antonio Arcos, que desgrana las diferentes fases por las que pasa esa plántula de sandía que muy pronto poblará las diferentes zonas productoras españolas, no solo Almería, sino también Sevilla, Murcia o La Mancha, entre otras.

El itinerario va desde el origen hasta que la planta es retirada por el agricultor. Desde el almacén de siembra, pasando por la cámara de germinación, posteriormente el taller de injertos, el cooling o sala de prendimiento hasta el extendido en el invernadero. En total, unas instalaciones de 5 hectáreas que superan los 150 trabajadores en los momentos de máxima producción.

Sólo en la sala de injertado se contabilizaban ayer medio centenar de trabajadoras en diferentes tareas como el corte de la variedad de sandía y el del patrón de calabaza, la unión del injerto o el pinchado en bandeja.

Según nos comentaba Noelia Robles, El Plantel prevé para esta nueva campaña alcanzar los 16 millones de injertos de sandía, superando así los 14 millones del año pasado. El semillero continúa especializándose en este segmento con crecimientos anuales en las últimas campañas cercanos al 20%.

“Allá donde haya cultivo de sandía en España, El Plantel tiene el injerto adecuado para el productor”, comentaba Noelia, que a continuación nos describía que hay diferentes pies, ya se trate de sandía en invernadero o en la calle, y mucho mimo a la hora de alimentar las bandejas en diferentes proporciones de turba, perlita, fibra de coco y Biopron.

Fuente: elalmeria.es

Deja un comentario