Tipología del consumidor español

Existen tres tipos de consumidores en función de su actitud ante los medios de pago y los programas de fidelización que se agrupan por su marcada afinidad de respuesta en determinados estímulos de la experiencia de compra.

Así lo indica el estudio realizado por The Logic Group y la consultora de investigación de mercados Conecta, quien los ha clasificado como Entusiastas o Loyalty-Fan, Pro-Fidelización o Pro-Loyalty y los No-Fieles o Disloyal.

El primer grupo está compuesto por el 24% del total de consumidores y representa el grupo más joven, compuesto principalmente por parejas con hijos de entre 0 y 6 años. Los Loyalty-Fan son los más fieles a sus marcas favoritas y se sienten orgullosos de pertenecer a sus clubs, por lo que no tienen ningún problema en proporcionar sus datos personales a cambio de gratificaciones.

A esta tipología de compradores les gusta sentirse especiales por lo que prefieren programas a medida en los que obtienen privilegios, según indica el 99% de sus fieles. Son los más tecnológicos y compran todo tipo de productos y servicios por internet, un medio que consideran seguro.

Además aprovechan las redes sociales para conseguir descuentos. Son habituales de prácticas como el ‘webrooming’ y les encantaría recibir ofertas mientras están en las tiendas y poder canjear cupones en el momento. No les importaría utilizar el móvil para realizar compras o gestionar programas de fidelización, tal y como asegura el 72% de sus miembros.

Pro-Loyalty

De otra parte, los Pro-Loyalty forman el grupo más numeroso –un 46%- y son parejas con hijos de entre 13 y 18 años. Les gustan los programas de fidelización sobre todo porque hacen descuentos y ofrecen regalos.

Además, el estudio refleja que este tipo de consumidores prefiere programas de puntos aunque consideran que los de descuentos en productos o servicios son los que más influyen en la compra (58%). Son fieles a sus marcas y piensan que una experiencia de compra positiva les puede hacer más fieles aún y comprar más, según atestigua el 97% de sus miembros.

Son personas que se muestran abiertas a poder pagar y gestionar los programas de fidelización con su smartphone. No hacen ‘showrooming’ ni ‘webrooming’: cuando miran en tienda compran en tienda y cuando buscan online compran online (53%).

No-Fieles

Finalmente, se encuentra el grupo de los No-Fieles o Disloyal, compuesto por un 30% de la población. Se trata mayoritariamente de parejas con hijos de 19 o más años, a lo que los programas de fidelización no les llaman demasiado la atención porque no les gusta dar datos personales. Prefieren programas anónimos, de cupones o premios instantáneos.

Lideran las compras en tiendas físicas y representan la tipología de consumidores menos tecnológicos. Prefieren pagar más en efectivo que el resto de los grupos y se muestran reacios a pagar o gestionar programas de fidelización con el móvil porque no les parece un medio seguro (36%).

Además, son los que ofrecen una menor fidelidad a las marcas, no les interesa recibir ofertas en el móvil y no creen que una experiencia de compra positiva les haga ser más fieles a una marca.

Fuente: Inforetail

Deja un comentario