Tomás García Azcárate

SOLO LOS PARANOICOS SOBREVIVEN por Tomás García Azcárate.

El título de este blog refleja una realidad. España, y Andalucía, es la huerta hortofrutícola de invierno de Europa, y podemos estar orgullosos de ello, fruto del esfuerzo de generaciones de empresarios y trabajadores. ¿Pero por cuánto tiempo? El mundo está cambiando y vamos a intentar con este blog generar inquietud e intranquilidad, fases previas al inconformismo y a las ganas de luchar. Sígueme en Twitter : @Tgarciaazcarate

El precio de nuestras fresas

fresas-limpieza-facial-479x360 (1)

En un reciente artículo publicado por la revista Fruticultura en su número de septiembre/octubre 2016, he publicado un artículo con mis amigos y socios Jaime de Pablo Valenciano de la Universidad de Almería y Miguel Angel Giacanti del Centro argentino de Información Frutihortícola – Observatorio Internacional y Gabinete MAG. Argentina, titulado “Competitividad internacional de los frutos rojos de España”. No es propósito nuestro repetir el contenido de este artículo pero si el insistir sobre el análisis del precio de venta de las fresas españolas en los mercados de exportación, comparado con el de nuestros competidores.

El diagnostico no puede ser más claro e inquietante:

El precio promedio mayorista o de central de abasto en Europa para fresas aumentó 2.32% en esta última campaña, con una subida de 3.88 a 3.97 euros por kilo en el período enero a agosto mientras que para la producción de España el precio disminuye 16.32% -3.37 a 2.82 euros. Al comparar los datos de enero a mayo, el precio mayorista para la fresa de España presenta una caída del 15.73% -3.37 a 2.84 euros-. En la misma tendencia, los precios de exportación en promedio de enero a mayo se reducen un 13.32% en relación al 2015.

Analizando el principal mercado de fresa de España, observamos que en Alemania el precio mayorista para este origen se reduce 14.96%, con una baja de 3.61 a 3.07 euros por kilo en el periodo enero a agosto. El mismo valor de comercialización resulta si analizamos el precio de enero a mayo. Esto permite señalar las siguientes particularidades en relación a la información de enero a mayo, entre precio de exportación y mercado mayorista de fresa comercializada en Alemania: 1) Precio exportación se reduce 11.32% -2.07 a 1.84 euros; 2) El precio mayorista disminuye 14.96% -3.61 a 3.07 euros-; 3) Los precios mayoristas entre mayo y agosto no tuvieron variación y 4) El precio de exportación pasa a ser del 57% al 60% del precio mayorista, con lo cual la diferencia es el coste de logística y distribución, más los beneficios de la comercialización.

En base al modelo de fresa podemos señalar que la facturación anual de exportaciones proyectada para 2016 es de 548 millones de euros, lo que representa un valor 2.23% inferior al 2015 pero 19.34% superior al 2011. En este contexto el precio de exportación se reduce 10.71% en comparación al año anterior y es 10.10% por debajo al 2011.

Esto es una señal de alarma de gran importancia. El artículo termina con el análisis de una serie de retos, entre los que destacaremos hoy el de la calidad sensorial.

El gran acierto comercial del sector fresero español es el haber comprendido que existía un hueco potencial en el mercado europeo de las frutas, cuando se acababan las clementinas y quedaban casi únicamente en el mercado las naranjas y las manzanas. En aquellos tiempos, las fresas eran un producto escaso y, por lo tanto, deseado por un consumidor dispuesto a pagar un precio interesante.

Hoy en el mercado europeo de fresa, hemos asistido a un doble fenómeno: el de la comoditización de fresa extra-temprana, española en particular, y el resurgir de productores locales, con variedades tradicionales o no.

Aunque puedan tener un cierto “tufillo” nacionalista, artículos como los que han publicado este año en revistas como las francesas Paris Match  o Marie Claire  o noticias como las difundidas por la radio-televisión belga, se basan en una cierta dosis de realidad.

El problema de la “falta de sabor de las fresas españolas” (Paris Match dixit) es un problema varietal, ya que se ha trabajado mucho la precocidad, pero también, pero quizás sobre todo de la cadena de frio”.

Todo el esmero que el productor ha puesto en el cultivo y preparación del producto es en gran parte contrarrestado por un manejo inadecuado del frio en el transporte y el almacenamiento en destino. El tema es complicado de abordar porque requiere un compromiso del conjunto de los actores pero es ineludible.

Un comentario

  1. Ricardo J. Bermúdez Cueto
    Ricardo J. Bermúdez Cueto 02/02/2017 en 20:14 |

    Me interesa recibir sus comentarios sobre precios y estrategias referente a la agricultura, especialmente productos como fresa, pimientos y espárragos.
    Saludos.

    Reponder

Deja un comentario