Escribe para buscar

slider

“El sector necesita industrializar el campo”

Este es uno de los retos que, para Looije, debe afrontar el sector y que, en su caso, se ha traducido en la construcción de nuevos invernaderos con última tecnología.

Comparte
Looije

Ecológico, residuo 0, la mejora de la rentabilidad, aportar valor añadido al mercado… Estos son algunos de los retos a los que, como ya hemos comentado, se enfrenta el sector del tomate y a los que Juan José López, director general de la Organización de Productores Looije, añade uno si cabe aún más ambicioso: “Necesitamos industrializar el campo, de forma que el proceso productivo sea más eficiente”. Esto permitirá a los productores ser más competitivos frente a otros orígenes a la par que mejorar la rentabilidad de las explotaciones. Junto a esto, añade dos desafíos más; por un lado, la búsqueda de la excelencia empresarial a través de la mejora continua y, por otro, hacer el campo más atractivo a las nuevas generaciones y, en esta línea, comenta que “el uso de la tecnología es imprescindible para atraer talento”.

En primer lugar, y para alcanzar esa mayor eficiencia, Looije está construyendo invernaderos de última tecnología que contarán, por ejemplo, con los más avanzados sistemas de control climático y reutilización de agua tras la desinfección de la misma. “Nuestro objetivo es mantener un crecimiento anual del 20% hasta llegar a los 12 millones de kilos en 2023”, apunta su director general.

Asimismo, no son ajenos a las tendencias del mercado, en el que los productos snack, de conveniencia, fáciles de consumir y sobre todo, de sabor, ganan terreno. En este sentido, López destaca su tomate cherry Sarita, Sabor del Año 2018 y que cuenta con las cualidades idóneas para adaptarse a estas nuevas exigencias. “Sarita ofrece al consumidor la garantía de que siempre va a quedar satisfecho”, afirma y explica que, para ello, “sacrificamos cada año el 20% de nuestra producción con el fin de obtener una calidad premium que es muy valorada por el consumidor”. Además, han ampliado su oferta con la introducción de un nuevo tomate cherry pera que “sigue la misma filosofía que su hermano mayor”.

I+D
Junto a la Universidad de Murcia, Looije está llevando a cabo un proyecto que le permitirá caracterizar el sabor del tomate según sus condiciones de cultivo, de modo que “seremos capaces de prever con anterioridad a la recolección cómo será su sabor en base a parámetros que influyen en la vida de la planta y definen el sabor de la fruta”, explica López. Esto les permitirá, en última instancia, actuar por adelantado sobre la mejora de la calidad y el sabor de su tomate cherry Sarita.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *