Escribe para buscar

slider

Ha habido exceso de producción en ecológico

Ante las dificultades que atraviesa el sector ecológico, Bioprocam aboga por adaptarse a la demanda actual, apostando por envases más sostenibles mediante la eliminación del plástico en la mayor parte de los formatos de venta.

Comparte

A pesar de que la demanda de producto ecológico va en aumento, los precios van en declive porque el crecimiento de la oferta es superior al de la demanda. Una ecuación sencilla, que ya se preveía desde hace años con preocupación y que sin embargo finalmente ha tenido lugar, esto es, una sobreoferta ahora también en ecológico. Así lo explica Fernando Martín, el gerente de una de las empresas referentes de ecológico de la costa granadina, Bioprocam: “No sirve de nada que nuestra empresa planifique sus cultivos y comercialización cuando el sector crece sin medida, deberíamos regularlo pero es muy complicado”.

Esta crisis la han padecido en Bioprocam esta campaña con su principal producto, el pepino, cuya crisis de precio ha provocado que se tiraran toneladas en convencional, afectando también a su producción ecológica en determinados momentos de la campaña. “Es el primer año que hemos tenido que tirar”, sostiene Martín. Esto sucede, según el gerente, porque los compradores aplican los mismos criterios de calidad al producto convencional que al bio, cuando el sistema de cultivo y los costes de producción son diferentes. Esto está provocando una falta de rentabilidad en los agricultores que son los que en última instancia sostienen el negocio. “Esta situación que parece haberse convertido en tendencia y no en algo puntual, empieza a preocupar seriamente al sector”.
El pepino junto al aguacate bio representan un 70% del volumen de negocio de la compañía, a los que se añaden otros productos como tomate, judía, berenjena, calabacín, pimiento, calabaza y algo de cítricos, propios y de otros agricultores. Con el objetivo de ofertar su cartera todo el año en determinados cultivos, realizan también importaciones de aguacate y mango, de Sudamérica.

“Es el primer año que hemos tenido que tirar pepino ecológico»

Envasado sostenible
En Bioprocam se está eliminando el uso del retractilado propio del pepino hasta en un 80% esta campaña como respuesta a la demanda de sus clientes para la supresión del plástico en el envasado. “Esto supone una menor vida útil del producto y un mayor tiempo de confección al ir en formatos biodegradables ahora, pero estamos buscando soluciones más adecuadas de cara al inicio de la nueva campaña”, explicó Martín, dispuesto a adaptarse a las tendencias.

 

Bioprocam cuenta con:
– Envases biodegradables en pepino.
– Central de manipulación con placas solares.
– Energía LED en todas sus instalaciones.
– Fincas ecológicas con entornos de biodiversidad.
– Más de 12 años de experiencia en la producción y comercialización
de productos ecológicos.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *