Escribe para buscar

slider

«La fresa ha salvado la campaña en Huelva»

Los profesionales de los frutos rojos onubenses han visto oportunidades en la frambuesa y el arándano, sin embargo, siempre ha sido la fresa la que ha mantenido continuidad y confianza en los agricultores.

Comparte
fresa

Pese a la diversificación del sector onubense en los últimos años hacia otros cultivos como la frambuesa y el arándano, la fresa es la que se ha mantenido más constante en resultados. Esta campaña, por ejemplo, ha ido bien porque “la tasa de mortandad de la planta ha sido tan elevada que ha equilibrado la producción y ha mantenido muy buenos precios durante la primera parte de la cosecha”. Como sostiene el gerente de Viveros Río Eresma y presidente de la Asociación Española de Viveristas, Javier Palacios, “pese a las dificultades, aquí lo que da estabilidad y economía es la fresa”. En este punto, considera que se debe seguir trabajando para potenciar el sector y apela a la necesidad de buscar una variedad idónea para final de sus campañas, con el objetivo de no perder la cuota de mercado en Europa con la llegada de las producciones nacionales. “Ya hemos perdido el mes de junio y ahora ¡no podemos permitirnos perder mayo!”, enfatiza Palacios. A lo que añade: “Llevo años diciendo que el sector, para posicionarse, debe tener una variedad tardía pero muy productiva, riquísima de sabor, que, a precio muy competitivo aguante el transporte e impida que Bélgica, Holanda y Alemania entren en mayo, incluso abril a posicionarse en los mercados europeos”. Los problemas son, la elección de la variedad adecuada y el trasvase de mano de obra hacia Alemania en cuanto comienza su campaña, con un trabajo más cómodo y mejor pagado que en Huelva.

En vivero, el principal reto es la falta de materias activas para la desinfección de suelo. Bruselas va a restringir aún más los usos excepcionales del dicloropropeno y la cloropicrina y hasta el momento, “puede ser que la cloropicrina pueda pasar el registro y el dicloropropeno tenga que seguir esperando más tiempo”, señala el presidente de la Asociación al respecto. “No importa que tengamos un plan decidido, porque las administraciones nacional y regional ahora mismo están paradas tras el periodo electoral. Y a Europa no le preocupa, porque es un problema de los países del sur”, explica Palacios.

Ante esta situación, se ha ido originando un cambio de sistema de cultivo en vivero hacia un menor uso de materias activas y una potenciación de la lucha integrada y de elementos biológicos implementados en el cultivo. Por otra parte, dado el cambio climático, “se tiene que ir pensando en plantaciones más tardías” porque por ejemplo, a mediados de junio, la planta está dando sus primeros estolones, pero las altas temperaturas no permiten su correcto desarrollo, por lo que su madurez fisiológica no se adelanta al ritmo de la exigencia de los productores que cada vez piden una mayor precocidad en el trasplante, sino al contrario, necesitan de un mayor plazo hasta el arranque en vivero.

Así, unidos todos los factores:
• Escasez de mano de obra.
• Restricción de fumigantes de suelo.
• Exigencia de plantaciones precoces.

Una alternativa cada vez a tener más en cuenta para el mayor éxito de la plantación es el empleo masivo de planta en alveolo y el cultivo hidropónico.

Viveros Río Eresma
• 65% Fortuna.
• 25% Rociera.
• 10% Otras.

Vivero de altura de fresa de Castilla y León
1.400 ha.
700 millones de plantas por campaña.
180 millones, Marruecos.
100 millones, Italia.
80 millones, Grecia.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *