Escribe para buscar

Una nueva herramienta contra las malas hierbas BELCHIM

El sector de la cebolla cuenta con un nuevo producto, el herbicida de post-emergencia Lentagran.

Comparte

Los tratamientos de control de hierbas son fundamentales para lograr el correcto desarrollo de la cebolla. Normalmente los agricultores aplican herbicidas de pre-emergencia, y una vez que la planta ha crecido, deben usar productos selectivos para continuar los tratamientos sin que estos afecten a la planta. Sin embargo, las nuevas normas europeas han ido reduciendo cada vez más las materias activas autorizadas, y los agricultores se encuentran con pocas herramientas disponibles, algo que se ha acentuado tras la retirada del Ioxinil. Para hacer frente a esta situación, Belchim Crop Protection ofrece un producto único en el mercado, Lentagran, que hace apenas un par de meses obtuvo el registro para poder aplicar su materia activa (que posee en exclusividad), Piridato (WP) al 45% en cebolla, además de otros cultivos como puerro, alfalfa y alcachofa …(anteriormente ya estaba registrado para coles y tabaco).

Lentagran es un herbicida de contacto, de post-emergencia, eficaz sobre dicotiledóneas y selectivo para el cultivo.

Desde Belchim recomiendan introducirlo en un programa de tratamiento con dosis bajas en aplicaciones fraccionadas, para controlar las malas hierbas existentes y las nasciensas escalonadas.

Solo en Andalucía, Lentagran puede facilitar la labor de los agricultores en una superficie de cultivo de unas 3.049 hectáreas de cebolla, la mayor parte en Sevilla (33%) y Córdoba (30%). Por tanto, esta nueva herramienta posee un gran potencial en el mercado.

Destacada: eficaz sobre dicotiledóneas, selectivo, de contacto, programa de tratamiento.

VIRGINIA HERNÁNDEZ

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *