Escribe para buscar

Mercados

Carrefour quiere reducir más de un 80% el uso de plástico

Se tratará de un proceso progresivo que ya ha comenzado con la supresión en las secciones de frutas y verduras de las tiendas bio.

Comparte
blockchain

Con el cambio climático y la contaminación en boca de todos, la cadena francesa de supermercados Carrefour ha decidido tomar medidas para reducir y eliminar el uso de plástico en el envasado de sus productos. Medidas que se producen en consecuencia de la escucha directa de los consumidores, cada vez más concienciados sobre los perjuicios que se originan por el uso de estos materiales tan resistentes como contaminantes.

Según ha notificado la empresa gala, se pretende reducir en más de un 80% el consumo de plástico con algunas iniciativas. Se tratará de un proceso progresivo que ya ha comenzado con la supresión en las secciones de frutas y verduras de las tiendas bio. En su lugar, se utilizarán materiales sostenibles, como cartón o celulosa. También se reemplazarán los tarros de plástico de aceitunas u otros encurtidos por frascos de vidrio. Además, se usarán mallas en los mostradores de venta asistida de fruta.

Fuentes cercanas a Carrefour han confirmado que estas acciones también se desarrollarán en los supermercados de Almería y que empezarán a realizarse simultáneamente a nivel nacional. De igual forma, estos cambios en el envasado no supondrán coste adicional alguno para los clientes que frecuenten el supermercado y se ha reiterado que no habrán variaciones en los productos, tan solo en el envasado y en el etiquetado.

Carrefour, que ya fue pionero al permitir a sus clientes que trajeran desde casa envases propios para sus compras en las secciones de charcutería, pescadería, carnicería y frutas y verdura, ha propuesto ahora la creación de un club de «clientes comprometidos con el medio ambiente» para producir una respuesta colectiva contra esta crisis ecológica que están produciendo los residuos plásticos.

La propuesta antes mencionada, que conciencia sobre la necesidad de que, tanto compradores como vendedores, pongan su granito de arena para reducir el uso de estos compuestos que infestan nuestros mares, coge bastante de cerca a los almerienses. De hecho, el mar Mediterráneo es uno de los más contaminados del mundo, por lo que este tipo de iniciativas debe suponer un incentivo extra para cuidar de nuestro entorno y para mantener la limpieza y claridad que caracterizan a las playas de la costa de Almería.

 

Fuente: IDEAL

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *