Escribe para buscar

Empresa

El agricultor está concienciado en ofrecer calidad y no volumen

Los tiempos cambian y las necesidades con ellos. Europa prefiere la sandía frente al melón. ¿Y? Démosle sandía, calabaza o lo que demande siempre de alta calidad, sin entrar en lamentaciones por la caída del melón. Así actúan las empresas de hoy en día, como Agromancha.

Comparte
Agromancha

En el melón y la sandía, al igual que en otros muchos sectores hortofrutícolas, los factores que determinan el devenir de la campaña son infinitos, sin embargo, hay uno que es fundamental: la demanda. Y ella es la que ha marcado su evolución, con una caída clara en los últimos años del melón frente a la sandía. Al final, los operadores no apuestan por cultivos que no tienen futuro, sino todo lo contrario, buscan adaptarse cuanto antes a las necesidades del consumidor. Y es que no es necesario lamentarse por la falta de consumo del melón, porque sus agricultores y sus zonas de producción tienen otras alternativas con las que salir adelante y aportar riqueza y desarrollo rural. Así, empresas como Agromancha, que disponía del 80% de melón y solo un 20% de sandía hace 10 años, ahora tiene un 50-50 en su volumen de producción. Desde hace varias campañas, por ejemplo, han llevado a cabo la diversificación de su gama con la calabaza, un cultivo cuya demanda está creciendo en Europa, que les ofrece una estabilidad en los precios y una salida a la industria de IV Gama, aunque sea pequeña. En definitiva, es esencial ir reciclándose constantemente.

La firma Agromancha tiene como objetivo para el 2022 ampliar y modernizar sus instalaciones y está desarrollando una nueva marca comercial para el mercado de exportación, Summer Love. Por ahora, esta línea de negocio representa solo un 30% para sandía y un 20% para melón, pero no descartan ir ampliándola, al igual que su servicio. En este sentido, tener producto los 365 días del año es otra de sus metas. Por ahora, ya disponen de calabaza todo el año y más adelante se plantearán la importación de melón y sandía para completar sus campañas de Almería, Murcia y La Mancha. Pero todo desde la óptica de una empresa pequeña “que quiere jugar en la Champions”, pero siempre poco a poco, con un crecimiento sostenido y con cabeza, según sostiene su gerente, Juan Ángel Gutiérrez.

Esta filosofía lleva con ellos desde 1990 y en esta línea continuarán trabajando, siempre atentos a la demanda del cliente y en ofrecer la mejor calidad del producto. “Afortunadamente, el agricultor ha tomado conciencia de apostar por la calidad y no por la productividad como hacía antes”, manifiesta el gerente. Ante esta realidad, quizás el melón vuelva a tener una oportunidad, si no para remontar, al menos para mantenerse, y sin duda la calidad, la diversificación y el servicio van a ser claves en su desarrollo.

Cifras clave
3.000 Tn, sandía.
3.000 Tn, melón.
1.000 Tn , calabaza.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *