Escribe para buscar

Mercados

El beneficio del agricultor almeriense cae a la mitad en un año

El aumento del SMI desde el pasado 1 de enero ha aumentado de forma considerable el coste de la mano de obra, que supone el 45% de los gastos del agricultor por kilo.

Comparte
Coexphal

La Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería, COEXPHAL, ha presentado esta mañana su balance de la campaña 2018/2019 que, según palabras de su gerente, Luis Miguel Fernández, “cierra con mal sabor de boca debido a los malos resultados de primavera, tanto de melón como de sandía, pero si evaluamos la campaña total, la podemos denominar como una campaña aceptable. Si bien es cierto que hemos tenido un poco más de volumen y de precio, con lo que hemos aumentado un poco más los ingresos, pero, por otro lado, los costes han subido más, y los márgenes se están reduciendo hasta límites preocupantes, en torno al 1% o 2% en algunos productos. Esto nos indica que tenemos que apretar y ser más competitivos, hay que producir más y mejor, y es lo que nos toca a partir de la campaña que viene para llegar al invernadero 4.0 donde la digitalización y la tecnología jugarán un papel importante”.

En el balance general, el resultado es aceptable. Los precios, aunque caen un 2% son compensados por el crecimiento del 5% de la producción. Como resultado, los ingresos generados por el sector crecen un 3%.

Por productos, los precios e ingresos del melón y la sandía han caído más de un 30% de media. Este descenso puede achacarse en parte al aumento de la producción (10% en sandía y casi un 40% en melón).

El pimiento ha sido el más regular junto con la berenjena. En el primero, los precios se han mantenido, de media, casi al mismo nivel que el ciclo pasado, y su producción ha crecido un 6%. Respecto a la berenjena, los precios han aumentado un 5% y la producción casi no ha variado. El calabacín destaca por el incremento tan fuerte de la producción (28%), siguiendo la tendencia de campañas pasadas. Como aspecto negativo, el precio de venta en origen cayó un 2%. La campaña de pepino ha sido desigual, mejor para el pepino temprano. Este producto termina con precios un 1% inferiores y un crecimiento de la producción del 2%. Como consecuencia, los ingresos permanecen prácticamente estables.

Preocupante situación en tomate

El tomate, después de unas campañas de altibajos, este ciclo consigue mejorar sus precios en un 12%, aunque con una menor producción (2%). Algo que resulta preocupante, ya que en las últimas campañas parece estar produciéndose un trasvase a otros cultivos. Cabe recordar que esta hortaliza es la que está sometida a una competencia más fuerte y donde persisten problemas de cultivo debido a la Tuta.

En el análisis de la evolución de la exportación de tomate a la UE-28 respecto a la campaña 2009/2010, ha explicado el gerente de COEXPHAL, “se observa que Marruecos y Almería exportan a la UE casi lo mismo, con una cuota de mercado del 15% cada uno. Sin embargo, Almería con respecto a España supone el 61% de la exportación, pero cada vez es mayor la competencia de terceros países sobre todo de Marruecos, que claramente va subiendo su exportación cada año en torno a 40.000 toneladas y esto hace que tengamos que competir de la mejor manera posible, porque hay algunos costes como el de mano de obra que hoy por hoy suponen el 45% del coste de un agricultor por kilo, mientras que para un productor marroquí supone el 25%”.

Margen de beneficio del agricultor

Fernández ha querido destacar también el continuo retroceso del margen del agricultor. “Otro aspecto destacable es que el cálculo del margen del agricultor muestra que éste ha perdido, esta campaña, casi la mitad del beneficio que consiguió un año antes. Entre otras causas, debido al crecimiento de los costes de mano de obra como consecuencia de la aplicación del Salario Mínimo Interprofesional desde el 1 de enero de este año. Según la estimación realizada por COEXPHAL, el aumento de costes de mano de obra puede suponer un crecimiento de 5 céntimos por kilo comercializado, lo que supone una pérdida de competitividad muy relevante, partiendo ya de una gran desventaja de costes respecto a los competidores como Marruecos”.

Es importe reseñar que estos resultados reflejan una situación estándar, y que no pueden recoger la variabilidad tan grande que esconde el campo almeriense.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *