Escribe para buscar

Frutas

El cierre de Marruecos frena a grupos de temporeras

La cancelación, por parte del Gobierno de Marruecos, de todos los traslados de entrada y salida del país africano ha supuesto un grave contratiempo para la campaña de producción de los frutos rojos de Huelva, que se adentra en estas semanas en su momento álgido y para la que la labor que desarrollan las trabajadoras marroquíes es de gran importancia.

Comparte

Por este motivo, y teniendo en cuenta que falta por llegar alrededor del 65% del total del contingente aprobado por las autoridades para esta campaña, Asaja-Huelva se encuentran en este momento estudiando medidas que contribuyan a paliar este déficit de mano de obra, máxime en un momento en el que los mercados europeos y españoles han aumentado la demanda de fresas y frutos rojos, un producto muy saludable y de gran calidad cuyo consumo es aconsejado para fortalecer nuestras defensas.

El retraso en la llegada de las temporeras marroquíes –sin saberse, además, cuando se restablecerá la comunicación con el país africano-, podría suponer la reducción de la superficie de cultivo por falta de mano de obra, por lo que Asaja-Huelva solicita al Ejecutivo que habilite medidas encaminadas a paliar esta falta de mano de obra de forma que se evite la paralización de la campaña y el abandono de hectáreas. En caso de que al final este fuera el lamentable resultado, el Gobierno deberá activar medidas fiscales que contribuyan a amortiguar el golpe que esta situación va a causar al sector y activar, como está haciendo con otros sectores afectados, indemnizaciones que compensen las pérdidas por el abandono de la producción en un momento tan importante como el que atraviesa el sector en estas semanas.

El contingente de trabajadoras con contrato en origen procedente de Marruecos supone un 15% aproximadamente del total de la mano de obra que participa en la campaña de recolección de los frutos rojos de Huelva, el mayor productor de Europa y uno de los más importantes del mundo.

Freshuelva comprende el cierre pero reconoce que va a ser un problema

El gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez, ha asegurado este viernes que el sector está “muy pendiente” de la evolución de la situación tras la decisión de las autoridades de Marruecos de suspender hasta nuevo aviso las conexiones aéreas y el tráfico marítimo de pasajeros desde y hacia España, a causa del nuevo coronavirus.

Respecto a la llegada de parte del contingente de mano de obra marroquí para este mes de marzo, época álgida para recoger frutos rojos, el gerente de Freshuelva ha indicado a Europa Press que ha llegado entre un 35 y un 40% del contingente previsto, de manera que al producirse el cierre de fronteras, “van a estar muy pendientes de cuánto tiempo” se produce por ser un momento “delicado y problemático” porque van a entrar en producción “todos los frutos, fresas, moras, arándanos, e incluso la fruta de hueso”.

Por ello, Domínguez se ha mostrado convencido de que esto “va a ser un problema”, pero comprenden el cierre y ha sostenido que el sector tiene que “adaptarse” a la actual coyuntura y por tanto, va a analizar de aquí a finales de marzo “cómo se puede solventar esta problemática”. “Hay que tener en cuenta que esta mano de obra era necesaria en este momento y se estaba esperando”, ha proseguido, incidiendo en que lo principal es que van a seguir produciendo estos productos y van a mantener reuniones para buscar soluciones y propuestas.

En este sentido, ha recordado que no solo abastecen a España sino a otros países, como Italia, donde el coronavirus ha tenido una importante incidencia, y ha explicado que, de cara al transporte, “se ha hablado de cambios en las cabezas tractoras en la entrada de esos países” para que no entre el personal, así como la toma de determinadas medidas sanitarias para que el conductor pueda retornar a su casa.

Ha señalado que no hay “ninguna restricción de acceso de mercancía a ninguno de estos países”, toda vez que ha reiterado la importancia para el sector del mes de marzo puesto que el resto de países productores, como Italia o Francia, no se encuentran en un momento tan álgido como aquí.

Ha dejado claro que se garantiza el suministro puesto que las empresas y cooperativas trabajan con “normalidad” y siguiendo las recomendaciones higiénico-sanitarias de las autoridades. En cuanto a la recolección, desde Freshuelva, han recordado que es una actividad que se desarrolla al aire libre, con una temperatura alta y espera que esto ayude a la no propagación entre los profesionales, incidiendo en que quieren garantizar la producción, abastecimiento, así como la salud de los empleados.

Diario de Huelva

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *