Escribe para buscar

Frutas

El cultivo de aguacate supera las 1.400 hectáreas en Valencia

Se estima que puede haber unos 20 agricultores profesionales solo en la provincia de Castellón que están plantando este cultivo.

Comparte
aguacate

El cultivo del aguacate está experimentando un gran auge en la provincia de Castellón como cultivo complementario a los cítricos. La Comunitat Valenciana destina 1.455 hectáreas al cultivo del aguacate, según los datos de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos Cultivos (Esyrce), del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación publicada recientemente, que muestra el crecimiento que ha experimentado este frutal no cítrico durante el último año respecto a otras frutas.

El aumento de este tipo de cultivo llevó a la Asociación Valenciana de Agricultores (Ava-Asaja) a poner en marcha la Asociación de Productores de Aguacate (Asoproa) para coordinar el auge de este cultivo. Esta iniciativa, pionera en el cultivo del aguacate, nació en 2019 con el objetivo de organizar al sector en la Comunitat Valenciana y en otras regiones españolas ante la expansión que vive esta fruta tropical. De esta forma lo explica Celestino Recatalá, presidente de Asoproa, quien señala que “esta asociación hacia falta porque se está imponiendo este cultivo en la Comunitat Valenciana y de momento cada uno íbamos, por un lado. Por ello pensamos que sería bueno poner en marcha una asociación ahora que los precios son buenos, no hay plagas, que hay una ilusión y que la rentabilidad está ahí era el momento idóneo de organizarse”.

De hecho, según datos de la asociación las cooperativas valencianas comercializan 800 toneladas anuales de aguacate y en Asoproa ya son más de 200 miembros inscritos.

Cultivo rentable para agricultores con algunas amenazas
Hasta ahora el cultivo está siendo bastante rentable para el agricultor, de ahí su expansión. Desde Ava-Asaja afirman que en los últimos años ha crecido mucho la demanda mundial, y especialmente en Europa se consume diez veces más que se consume en España. Entre los principales problemas se encuentran el clima y el vecero. Y entre las amenazas externas apuntan la gran expansión del cultivo en Marruecos y Portugal, con las mismas fechas de comercialización que la producción española; el incremento de las producciones y exportaciones hacia la UE de competidores como Sudáfrica, Israel y algunos países de América Latina.

Pero no en todos los terrenos se puede plantar el aguacate ya que este necesita de unas características climatológicas especiales. El clima no permite plantar aguacates en todos los sitios donde hoy hay cítricos, sino solo en zonas cálidas donde no hiela. Aunque no hay cifras oficiales, se estima que hay unos 20 agricultores en la provincia de Castellón que se dedican de forma profesional a cultivar aguacate.

Por su parte, el secretario general de La Unió de Llauradors, Carles Peris, afirma que hasta la fecha ni desde la Conselleria de Agricultura ni La Unió han realizado un mapa del cultivo del aguacate, pero destaca que “es cultivo que está de moda como alternativo al cítrico. Esto ha sido posible porque los mercados lo están asumiendo bien y las expectativas son buenas”. A pesar de ello, Peris se muestra cauto al señalar que “el caqui hace seis años que se veía con buenas expectativas pero finalmente no se comportó bien y esto ha hecho que desaparezcan las plantaciones por el fracaso que supuso”.

En cuanto al aguacate señala que “ahora está en exploración, los precios son buenos y hay que conseguir hacer producir mejor la planta”. En la provincia de Castellón las localidades en las que se están plantando más este tipo de cultivo es Vilavella, Betxí, Castelló y en la Vall d’Uixó. Desde La Unió están trabajando para programar unas jornadas sobre el aguacate que se celebrarán a finales del mes de febrero en la ciudad de Castelló. En ellas se dará a conocer todas las variedades de aguacates que existen, además de las condiciones para su cultivo.

Características para el cultivo
Uno de los que conoce mejor las características idóneas de este tipo de cultivo es Miguel Pardo, ingeniero agrónomo y productor de aguacate en Castellón. Según explica las tres características fundamentales para que vaya bien este cultivo es tener agua de calidad, protegerlo del viento y tener un clima cálido, alejándolo de las heladas.

Para Pardo “el aguacate no es el futuro sustitutivo de la clemenules, es más bien complementario porque no puedes plantarlo en cualquier lado. No se puede plantar en toda La Plana, hay que evitar el riesgo de heladas”.

Según explica, los principales problemas, además del clima, son la fuerte inversión que se debe realizar al inicio ya de la plantación y también los robos que están sufriendo muchas cosechas debido a que es un producto que en el mercado tiene un precio elevado. De hecho, a finales del año 2019, desde AVA-Asaja y la Asociación de Productores de Aguacate (Asoproa) denunciaron una oleada de robos de aguacates en el campo valenciano, sobre todo en la comarca del Camp de Morvedre, debido al interés que este cultivo subtropical despierta entre los ladrones por el elevado precio que alcanza en el mercado. Ambas organizaciones advierten de que este tipo de delitos agrarios se ha disparado con tal grado de intensidad e impunidad que está poniendo en peligro la viabilidad económica de numerosas explotaciones y, en última instancia, amenaza el crecimiento de una alternativa de cultivo atractiva para el agricultor.

 

Fuente: Castellón Información

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *