Escribe para buscar

Frutas Hortalizas Todas

El Gobierno no cree que Sudáfrica perjudique a los cítricos españoles

La ministra Calviño rechaza que Sudáfrica cree problemas al campo español y dice que sus ventas en la UE están en niveles de otros años, por lo que no considera necesario actuar contra las importaciones.

Comparte
cítricos

El Gobierno no considera necesario adoptar medidas, ni pedirlas a la UE, para hacer frente a las importaciones en aumento de cítricos de países de fuera de la UE. Tampoco entiende que ello esté representando un serio problema de competencia desleal, como vienen denunciando los citricultores valencianos y del resto de España.

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, aseguró ayer en el Congreso de los Diputados que el Gobierno no tiene constancia de un aumento de las importaciones citrícolas de Sudáfrica que haga necesario solicitar a la Comisión Europea la activación de medidas para frenar su entrada en la UE.

En ausencia del ministro de Agricultura, Luis Planas, que se encontraba en Bruselas, fue la ministra Calviño quien se encargó de responder a la interpelación urgente que formuló el diputado valenciano Joan Baldoví, de Compromís, solicitando la activación de la cláusula de salvaguardia del Acuerdo entre la UE y los países del África del Sur, ya que, según planteó, «las importaciones de Sudáfrica están hundiendo la campaña citrícola».

La ministra Calviño también defendió la eficacia de los controles fitosanitarios en las fronteras de la UE, lo que en la práctica equivale a rechazar las reiteradas denuncias que vienen realizando los agricultores por la entrada de partidas de cítricos de países terceros contaminados de plagas y enfermedades de cuarentenna.

Calviño argumentó que durante 2018 se han interceptado 48 partidas de cítricos sudafricanos infectadas por la enfermedad de la ‘mancha negra’, lo que no significa que hayan entrado muchas más dañadas por ese y otros agentes patógenosn, sin que nadie haya detectado nada.

Los citricultores europeos denuncian que la Unión Europea es un auténtico coladero en este aspecto, especialmente a través de los puertos de países del norte, hacia donde se encauzan mayoritariamente las entradas de la fruta sudafricana, porque es lógico que allí no hay sensibilidad técnica ni política ante estos problemas, porque los cultivos citrícolas les pillan lejos y lo único que les interesa es importar barato a toda costa, en desprecio de los riesgos que puedan afectar a los productores de los países europeos del sur.

Si se dan las circunstancias
En lo que se refiere a la cláusula de salvaguardia, Calviño explicó, en su respuesta a Baldoví, que sólo se puede activar si se dan las circunstancias previstas en el artículo 34 del Acuerdo de Asociación, como que el producto en cuestión se haya importado en cantidades cada vez mayores y en condiciones que causen un perjuicio grave a mercados de productos agrícolas comunitarios.

«En base a este artículo -dijo la ministra-, la UE podría iniciar una investigación para aplicar una salvaguardia bilateral y así evaluar con datos objetivos y cuantificables que la entrada de los cítricos de Sudáfrica está comportando cambios en el nivel de ventas o descensos de producción o productividad», entre otros aspectos.

«Solo de confirmarse estos extremos -añadió- se podrían introducir contingentes arancelarios con una vigencia temporal y adoptados solos o complementariamente con otras medidas».

No obstante, advirtió la ministra que antes de poder presentar una propuesta en este sentido, los ministerios de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Industria, Comercio y Turismo han de evaluar que haya daño o amenaza de daño grave para un sector, lo que en su opinión no ocurre ni ha ocurrido.

La ministra afirmó en el Congreso que «las cifras que el Gobierno maneja hasta ahora no permiten inferir un aumento de las importaciones de cítricos de Sudáfrica tan espectacular que pueda estar causando los daños como para solicitar a la Comisión Europea la introducción de contingentes arancelarios o otras medidas». Agregó que, de hecho, de acuerdo a dichos datos, «las importaciones de naranjas procedentes de Sudáfrica a la UE se mantienen en niveles muy similares a los de años anteriores al Acuerdo de Asociación».

 

Fuente: Las Provincias

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *