Escribe para buscar

Economy

Frutas E. Sánchez: “La forma de trabajar en Mercabarna está cambiando y falta espacio”

Del frutero de toda la vida a la exportación. Este es el cambio de rumbo emprendido hace años por empresas como Frutas E. Sánchez, para quien el perfil actual de sus clientes requiere una nueva adaptación del merca.

Comparte
Frutas E. Sánchez

“Hace 13 años, cuando nos implantamos en Mercabarna, nuestros clientes eran fruterías y cadenas de supermercados, hoy, sin embargo, esos clientes están en los mercados de exportación”, recuerda Salvador Martí, gerente de Frutas E. Sánchez en el merca, cuando nos reunimos en una de sus paradas para analizar el presente, y sobre todo el futuro, de la Unidad Alimentaria. Y hablar de presente a mediados de noviembre era hacerlo, inevitablemente, de la inestabilidad en Cataluña: “Los fruteros, o verdurólogos, como a mí me gusta llamarnos, somos supervivientes y estamos acostumbrados a prevenir y hacer cambios rápidos sobre la marcha”, afirma y añade que los cortes de carreteras solo provocaron algunos retrasos en las entregas, pero no un descenso de las ventas.

Sobre el futuro, y directamente relacionado con el nuevo perfil de sus clientes, Martí apunta a la necesidad de mayor espacio en Mercabarna. “El mercado funciona, pero en este momento nos sigue faltando espacio como consecuencia de los cambios en nuestra forma de trabajar”, apunta y explica que “los exportadores que nos compran lo necesitan para poder cargar”. En todo lo demás, valora los esfuerzos realizados por la Dirección del merca, siempre de la mano de las empresas, para convertir Mercabarna en una gran plataforma logística, capaz, incluso, de potenciar los envíos marítimos.

Preguntado por la próxima puesta en marcha del Biomarket, Martí reconoce que aún existen “lagunas” sobre algunas cuestiones como, por ejemplo: ¿Quienes compren bio en el Biomarket y convencional en el merca podrán luego llevar su producto en la misma furgoneta? Y si es así, ¿para qué contar con dos mercados diferenciados? En este sentido, afirma que están “aún a la expectativa”, pero, en cualquier caso, están preparados “para vender bio”.

La firma ha realizado importantes inversiones en los últimos años en su sede en Barcelona, a la que ahora le tocará esperar para afrontar nuevos proyectos. La gran noticia de este 2019 ha tenido lugar en Madrid, donde inauguraron nuevas instalaciones en octubre.

Inauguración en Mercamadrid
“Hemos experimentado un importante crecimiento en los últimos años y necesitábamos ampliar nuestras instalaciones y unificar nuestra operativa”, explica, por su parte, Esther Sánchez, directora internacional de la firma, quien añade que este crecimiento responde, asimismo, al de sus clientes: “Tenemos la obligación de crecer con ellos”.
Las nuevas instalaciones, que albergarán a 200 trabajadores, disponen de 12.000 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas y permitirán a la empresa aumentar su capacidad frigorífica, reforzar su línea bio e iniciar la maduración de plátanos y bananas.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *