Escribe para buscar

Mercados

Hogan estrecha conversaciones con España por el Brexit

El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, está en contacto con el titular español en funciones, Luis Planas, y con los ministros de otros países para abordar los preparativos del sector agroalimentario frente al “brexit”.

Comparte
comisario

Las conversaciones giran en torno a la futura salida del Reino Unido de la UE y “otros asuntos de actualidad”, según las fuentes, que recordaron que la Comisión Europea publicó esta semana su último informe sobre la preparación frente al “brexit”. Sobre un eventual “brexit duro”, el comisario de Agricultura ha señalado en reiteradas ocasiones que el Ejecutivo comunitario tiene “una experiencia considerable en el despliegue de medidas de apoyo de mercado en ocasiones de distorsiones significativas del mercado, especialmente en el ámbito agroalimentario”.

Las fuentes añadieron que “por supuesto, es muy pronto para especular sobre cualquier resultado, pero somos conscientes de las preocupaciones y estamos adoptando todos los pasos necesarios para estar preparados en la mejor medida posible”.

Las frutas y la flota, las principales preocupaciones para España

Planas indicó el pasado miércoles que España se está preparando para un posible “brexit” sin acuerdo. En su área competencial, según el ministro, hay dos principales preocupaciones, relacionadas con la exportación de frutas, hortalizas y productos perecederos y con la organización de la flota española que faena en caladeros británicos.

Sobre las frutas y hortalizas, Planas dijo que la salida de la UE por parte del Reino Unido podría causar disrupciones “potencialmente serias” en el tráfico comercial y explicó que se ha dirigido a Hogan para pedir “apoyo” en caso de que se produzcan “prejuicios económicos”. El pasado miércoles la Comisión planteó utilizar financiación de distintos fondos europeos para ayudar a los Estados miembros a paliar las consecuencias más duras que podría tener un “brexit” sin acuerdo, incluyendo el programa destinado a responder a desastres naturales en la UE.

Para ello se extendería el alcance del llamado “Fondo Europeo de Solidaridad”, creado en el año 2002 en respuesta a las inundaciones en Europa Central ese verano y que se emplea para apoyar a Estados miembros afectados por catástrofes naturales, y también el del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización. En el caso del sector agrícola, la Comisión ha propuesto que la totalidad de los instrumentos de apoyo a los mercados y de apoyo directo a los agricultores se liberen para “mitigar el peor impacto” de un divorcio duro.

Fuente: EFE

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *