Escribe para buscar

Frutas

La agricultura valenciana suma 350 millones en pérdidas en 2019

En su balance del año, AVA-Asaja ha asegurado que las malas campañas de cítricos, fruta de hueso, o caqui, así como los temporales y la "pasividad y desdén" de la Generalitat han llevado a una situación de emergencia a la mayoría de agricultores.

Comparte
agricultura valenciana

Las pérdidas acumuladas en la agricultura valenciana en 2019 a causa de las adversidades climáticas alcanzaron los 350 millones de euros, según la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja).

En un balance del año, la organización ha asegurado que las malas campañas de cítricos, fruta de hueso, aceite, caqui y miel, así como los temporales, la gota fría de septiembre y la “pasividad y desdén” de la Generalitat en materia agraria han llevado a una situación de emergencia a la mayoría de agricultores y ganaderos valencianos.

Ha destacado los precios en mínimos históricos, las cosechas desperdiciadas en los campos y árboles arrancados, y el envejecimiento de la población agraria, con una edad media superior a los 64 años y un total de 161.567 hectáreas abandonadas, de las que 2.225 corresponden al último año, el 1,4 % más que en 2018.

La “devastadora” gota fría de septiembre provocó perdidas superiores a los 100 millones de euros en cultivos, explotaciones, infraestructuras y maquinaria, pero “a fecha de hoy” ni el Ministerio ni el Gobierno valenciano han puesto en marcha ayudas para los agricultores y ganaderos afectados, según ha denunciado AVA.

También han causado pérdidas las heladas primaverales, los temporales de lluvia y viento de abril, el pedrisco en mayo y julio y el viento huracanado en diciembre.

AVA ha lamentado la “lenta actuación” del Consell en la lucha contra la Xylella fastidiosa, que a su juicio, se realiza “tarde y mal”, tanto en el arranque de los almendros infectados como en el abono de las indemnizaciones.

A ello se añade la falta de un plan de reestructuración de la zona afectada, que llega a las 134.600 hectáreas sobre todo de la provincia de Alicante, aunque también en los municipios valencianos de Oliva y Villalonga.

La Comunitat Valenciana es, junto a Murcia, la que menor porcentaje de ayudas directas de la PAC ha recibido, solo el 38 % de los 150 millones que le corresponden, frente al 76 % de media nacional.

AVA lamenta que la ley de Estructuras Agrarias no dispone de suficiente apoyo presupuestario, como ocurre con la ley de la Huerta.

En cuanto a las producciones, la campaña de cítricos 2018/19 ha sido la peor y las pérdidas acumuladas superan los 305 millones de euros, mientras que la primera mitad de la campaña 2019/20 se desarrolla de manera diferente pero el margen de rentabilidad es similar.

La uva ha presentado una calidad muy buena pero ha caído la oferta global debido a la sequía, y la uva para cava ha roto su tendencia por la disminución de los precios por los grandes grupos bodegueros.

Las cotizaciones en origen de la sandía o el melón se situaron por debajo del umbral de rentabilidad, lo que está provocando su práctica desaparición de la huerta valenciana.

Respecto al arroz y la gestión del agua en la Albufera, AVA considera que el descenso de los niveles de agua en las compuertas no causó ningún daño ambiental, pero en cambio a la Fiscalía “parece no haberle preocupado” la mortandad de más de 600 aves en el Tancat de la Pipa por botulismo, una intoxicación que se podía haber evitado manteniendo el agua en movimiento, como ocurre en los arrozales.

El caqui vive sus horas “más bajas” y AVA ha iniciado una campaña informativa sobre la agrupación de la producción para fortalecer la posición de los productores y concentrar la oferta.

 

Fuente: Agrodiario

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *